Hoy

El Jerez se pasea y deja al Santa Amalia en una delicada situación

  • El equipo templario se acerca a un punto de la cuarta plaza con una goleada que coloca al equipo amaliense al borde del precipicio

El Santa Amalia volvió a perder en su estadio dando un nuevo paso atrás en su objetivo de mantener la categoría. Mucho deben de cambiar los de Edu Jurado para mantener el pulso a una competición que se les está complicando a medida que pasan los partidos. Los amalienses se asoman a los puestos de descenso que ya sienten de cerca a dos puntos. Bien es cierto que el capricho del calendario les está penalizando con una retahíla de partidos ante rivales de fuste y este domingo toca viajar a Calamonte y la siguiente jornada recibir al Cacereño, pero no es menos cierto que el Santa Amalia está dando muestras de unas carencias plausibles que a nadie se le escapan.

El Jerez, por su parte, recupera parte del terreno perdido con una nueva goleada y estrecha el cerco a la cuarta plaza. Los templarios ya están a un punto del Don Benito en su objetivo de recuperar su sitio entre los cuatro aspirantes a la fase de ascenso. Precisamente, el cuadro calabazón es el próximo rival que tocará visitar este domingo el Manuel Calzado en un apasionante duelo por el cuarto puesto.

En esta ocasión el Jerez se llevó los puntos de forma clara y contundente. Los de Vázquez Bermejo salieron de inicio con el cuchillo entre los dientes dispuestos a solventar el partido lo antes posible, y en su primera incursión lograron ponerse por delante en el marcador. Corría el minuto cuatro cuando un centro por la izquierda es rematado en boca de gol por Miguel Pérez, haciendo el primero para los suyos. En el 18 los templarios logran su segundo tanto en un balón que queda suelto tras un córner, y Toboso lo aprovecha para meter el pie y marcar a placer.

Sobre la media hora de encuentro los amalienses gozan de su primera y única incursión al área rival. Fue Carlino el que chuta y Álex despeja a córner. Al borde del descanso el Jerez logra su tercer tanto en las botas del capitán Diego Barrero, dando un espaldarazo casi definitivo al triunfo de su equipo.

La segunda parte arranca con un Santa Amalia enrabietado queriendo llegar arriba, pero sus carencias quedan al descubierto ante un rival enchufado que no dio tregua. La puntilla llega por mediación de Chema en el 54 al transformar un penalti. El resto de la segunda parte se desgranó con un equipo amaliense que nunca bajó los brazos y un Jerez incisivo y hambriento que se dejaba la piel en cada disputa de balón y que se llevó los puntos con efectividad y solvencia.