Hoy

tercera

El Cacereño ejerce de líder

Nando Copete batió de esta forma a Manolo en el único gol del partido. :: PALMA
Nando Copete batió de esta forma a Manolo en el único gol del partido. :: PALMA
  • Un gol de Nando Copete en el arranque decanta el clásico provincial y pone al equipo verde con seis puntos de ventaja sobre el Badajoz

Como si fuera un calco del partido de Copa Federación del pasado mes de agosto, UP Plasencia y Cacereño volvieron a repetir guion y resultado (0-1) en un partido vibrante, cargado de intensidad y que se decidió en un error defensivo -o si se prefiere, acierto ofensivo- en la recta inicial del encuentro. El Cacereño ejerció como nunca de líder y sacó máximo rédito a su planteamiento táctico, extremadamente serio en defensa y buscando con juego directo los apoyos de Martins Diop, que dio todo un máster para delanteros centro: se fajó, aguantó, fue al choque y, además, dio la asistencia de gol.

El gran clásico provincial regresaba al Municipal ocho años después y como tal el estadio registró una gran entrada. Cerca de 1.000 espectadores no se quisieron perder el choque de trenes de dos de los equipos más en forma del campeonato, la UPP tratando de meterse de una vez por todas en playoffs de ascenso y el Cacereño intentando meter distancia sobre el CD Badajoz.

José Diego Pastelero, tras el resultado cosechado en Calamonte, volvió a optar por meter músculo en el centro del campo, con Borrallo y Jairo llevando la manija del juego unionista. Al Cacereño tampoco le preocupó mucho, pues tenía en Elías Molina y Aarón a jugadores que no rehuían el encontronazo.

Precisamente, un encontronazo pudo romper la igualdad a los 30 segundos de partido. Tras un balón a la frontal local, Pino cargó a Marco y el árbitro dejó seguir. En la siguiente acción, ya dentro del área, Marco devolvió la carga y el delantero cayó al suelo. El Cacereño reclamó penalti, pero Moreno Barrera se desentendió de la jugada.

Los diez primeros minutos fueron los más vistosos del encuentro. Un intercambio de golpes vertiginoso del que resultó ganador el Cacereño. En el minuto 3, Mansilla salvó 'in extremis' un remate a bocajarro de Pedro Gilarte; en el 5, Martins recogió un balón suelto en la frontal para mandar una volea casi a la cepa del poste; y finalmente, en el minuto 9, llegó el 0-1 que decantó el partido.

Fue una jugada a lo 'Bartra-Bale'. Balón a la posición de Martins sin aparente peligro, Álvaro Juanals le concede metro y medio y el senegalés no se lo piensa dos veces para meter la quinta, irse de su marca, llegar a línea de fondo y servir atrás para que Nando Copete marcara a placer. Diez minutos de partido y el Cacereño estaba en el escenario soñado.

A partir de ahí, el líder se centró en proteger su tesoro con dos líneas muy juntitas y mandando a la guerra a Martins, que volvió a tenerla tras una carrera de 50 metros en una contra que inició el colegiado al interceptar un pase de la UPP en la frontal.

Con el Plasencia intentado crear, siendo dueño del balón pero sin crear excesivo peligro, el partido solo fue variando a medida que los locales iban desprotegiendo su zaga para sumar elementos al ataque. En otra contra, ya en la segunda mitad, Martins buscó el 0-2 en una vaselina que salió alta.

La UPP perdió chance cuando Luismi cayó lesionado tras un forcejeo con Mansilla. Al capitán se le salió el hombro y fue sustituido por Juanito, pero el gaditano no pudo poner a prueba los reflejos de Camacho. Solo Sergio Sánchez, a diez minutos para el final fue capaz de buscar los tres palos en un disparo que se fue arriba.

Con Martins fundido, Adolfo Muñoz dio los últimos diez minutos a Kevin Levis. El argentino tuvo espacios para hacer el segundo, pero la emoción se mantuvo hasta el final. La UPP metió al Cacereño en su campo, con el central Marco como delantero centro, aunque el Cacereño no llegó a sufrir.

Tras este partido, el Plasencia sigue a dos puntos de los playoffs de ascenso, mientras que el Cacereño mete ya seis puntos al Badajoz en su lucha por el campeonato.