Hoy

tercera

El Badajoz naufraga en Almendralejo

Agustín Izquierdo recibió las críticas de los aficionados del Badajoz al final del partido. :: J. V. ARNELAS
Agustín Izquierdo recibió las críticas de los aficionados del Badajoz al final del partido. :: J. V. ARNELAS
  • El equipo pacense deja escapar dos puntos en tiempo de descuento en un partido que pudo cerrar en la primera parte

El Badajoz ha vuelto a dejar escapar dos puntos por segundo partido consecutivo. Un empate que le aleja aún más del Cacereño, y que deja secuelas en los jugadores y en la afición desplazada a Almendralejo. El Extremdura B sale reforzado del partido ante el Badajoz. Viendo el nivel del rival y cómo se consiguió, el empate debe ser el acicate que necesitaba el equipo de Luismi Patiño para dejar atrás la mala fortuna de los últimos partidos y ganar en confianza.

El comienzo del partido tuvo un protagonista, Sergio Tienza. El portero del filial azulgrana sostuvo a base de paradones a su equipo ante las enbestidas del Badajoz. El conjunto blanquinegro atacaba una y otra vez, pero se encontraba ocasión tras ocasión con el meta rival. El Extremadura B, poco a poco se fue asentando en el terreno de juego, pero la calidad del Badajoz marcaba la diferencia, y los de Luismi Patiño aguantaron como pudieron dichas embestidas.

El encuentro pudo cambiar en el 25, pero el gol de Joselu, tras una muy buena jugada de Adri dentro del área, no subió al marcador por fuera de juego. Mientras tanto, Tienza seguía siendo el mejor del partido, y parada tras parada comenzaba a desesperar a los atacantes visitantes.

Y cuando parecía que los dos equipos iban a marcharse a los vestuarios con empate, llegó el gol del Badajoz. A la jugada no le faltó polémica, ya que se inicia con un saque de banda cuando Hipólito estaba en el suelo -fuera del terreno de juego- doliéndose de una posible patada. Adri recogió el pase de Gallego desde la banda para poner el balón al corazón del área; y tras un rechace, Joselu remachó a gol y puso a su equipo por delante.

Tras el tanto, el banquillo del Extremadura B le recriminó al del Badajoz la posible acción antideportiva -legal, ya que Hipólito se encontraba fuera del campo-. Agustín Izquierdo y Luismi Patiño se enzarzaron en una discusión entre ambos banquillos que acabó con la expulsión del entrenador del Extremadura B.

En la reanudación, el Badajoz siguió tomando las riendas del encuentro, y en los primeros 15 minutos pudo ampliar su ventaja en el marcador, pero tanto Joselu como Joaqui Flores desaprovecharon sus ocasiones. La sensación en ese momento era que el Badajoz tenía controlado el partido, y se limitó a tener la posesión de balón, pero sin profundidad. Y a 22 minutos para el final del encuentro llegó la jugada que cambió todo. Leandro, que tenía encendida a la defensa pacense, controló un balón en la banda y fue arrollado por Parada, que llegó tarde y mal. El árbitro iba a mostrar la tarjeta amarilla, pero el capitán del Badajoz perdió los nervios y agredió a un jugador rival, por lo que vio la roja directa. A partir de ese momento, el Badajoz dio un paso atrás para defender su resultado, y Agustín Izquierdo hizo cambios para mantener los tres puntos.

El Extremadura B lo intentaba más con corazón que con cabeza, y en el tiempo de descuento Rafa Terroso se erigió como héroe de los suyos, tras marcar el tanto del empate con un zapatazo por la escuadra, imposible para Isi, y sembrar las dudas en el Badajoz, que se ve seis puntos por debajo del Cacereño en la clasificación en la lucha por el liderato.