Hoy

tercera

Remontada y cuarta victoria seguida del Arroyo

  • De dos equipos que se citan tras acumular cuatro partidos sin perder se espera, sobre todo, sobriedad

El Arroyo consiguió remontar un marcador adverso, por el tanto de Juanjo para el Olivenza, y se acabó llevando la victoria ante un rival que bajó enteros en la segunda mitad. De dos equipos que se citan tras acumular cuatro partidos sin perder se espera, sobre todo, sobriedad. Así se mostraron en los primeros compases Arroyo y Olivenza, como si ninguno quisiera perder pero tampoco ganar.

Desniveló el choque Juanjo en el 21 con un tremendo zapatazo desde la frontal. El balón raso, pegado al palo izquierdo, fue imposible de atajar para Alberto. Poco después los arroyanos solicitaron mano en el área calamonteña que el árbitro no interpretó como penalti. Al borde del descanso pudo hacer el segundo el Olivenza tras una buena jugada de Álex Romero que cedió un balón atrás para que Juanjo, a placer, superara a Alberto; la lástima para el Olivenza fue que detrás esperaba Dani para sacar un balón que ya olía a red.

La segunda mitad arrancó con dos cambios del Arroyo fundamentales. Entró Asier, que dio empaque al centro del campo y asumió galones con el balón, guardándolo cuando debía y dándole velocidad cuando se precisaba. Entro también Villa, cuya envergadura posibilitó generar fútbol tras segundas jugadas. El gol del empate lo hizo Bachi en una jugada de estrategia que empieza a convertirse en habitual: saque de banda largo al área y ahí el más listo fue Bachi que en el segundo palo anotaba de cabeza.

No conforme con el empate, los arlequinados lo siguieron intentando. Villa dispuso de una ocasión clarísimo que no acertó a culminar solo ante el portero. El gol de la victoria llegó tras una nueva internada por derecha de Bachi, cuyo centro empujó en boca de gol Santano con el pecho para llevar el delirio a la grada. Gran partido de Santano que en la segunda mitad dominó el perfil izquierdo haciendo gala de una potencia extraordinaria.