Hoy

tercera

Manita del Don Benito ante La Estrella

Lluvia de felicidad en forma de goles en el Vicente Sanz, con un Don Benito que supo hincarle el diente a La Estrella para secar la pólvora antes de medirse al Badajoz esta próxima jornada. Manita de los rojiblancos al colista para dejar un recuerdo amargo a Lorenzo Montaño en su debut en el banquillo santeño.

El técnico local, Emilio Sosa, apostó por introducir algunas novedades en el once inicial, motivadas además por las ausencias de Garretas y Ruby. Así, en el once titular aparecieron Gonzalo, Pelu y Juanlu, con un buen papel de los tres, y dejó a Abraham Pozo en el banquillo.

Después de algunos partidos sin suerte de cara al gol, esta vez el asedio, sí dio paso al derribo. Ya en el minuto 5, Miguel Ángel puso por delante al Don Benito, tras un buen centro de Juanlu desde la derecha (1-0). El ex canterano del Villanovense cuajó un buen papel y en el 8 el colegiado le anuló un gol en un riguroso fuera de juego.

Poco tardó en llegar el segundo de los locales, que fueron superiores al rival durante los 90 minutos. De nuevo Miguel Ángel cabeceó un centro, esta vez de Patri desde la izquierda (2-0).

La sentencia para los santeños llegó antes de cumplirse la media hora de juego. Falta colgada por Patri desde la banda izquierda que enganchó Ramiro dentro del área con mucho tiempo para controlar y pensar ante la pasividad de la zaga visitante (3-0). La Estrella no hizo amago de entrar en el partido y sólo Luis Guerrero intimidaba, sin mucho peligro, la meta de Sebas Gil, con dos disparos antes del descanso que no pusieron en dificultad al guardameta. Y con esa ventaja en el marcador, los jugadores tomaron el camino de vestuarios.

En la segunda mitad, el Don Benito no bajó el ritmo hasta poner más distancia de por medio. Y nada más salir, en el 47, Germán, que había subido a rematar un córner, aprovechó un centro pasado de Patri para hacer el primero de su cuenta (4-0). El partido entró entonces en una dinámica más relajada y La Estrella logró generar en el 61 su ocasión más peligrosa, tras el remate de Andrés en una falta lejana, que Sebas envió a saque de esquina.

Fue la única opción que el Don Benito dejó a los de Montaño, justo antes de que Miguel Ángel estuviera a punto de completar su triplete, aunque esta vez Ismael salvó su testarazo con una bonita parada con el pie.

De poco sirvió su intervención, porque en el 78, de nuevo Germán remató un balón desde el segundo palo para redondear la lluvia de goles, para contrarrestar la desapacible tarde de domingo (5-0). La nota negativa para los locales la puso Pelu, que se retiró lesionado tras un lance del juego.