Hoy

tercera

Plasencia y Jerez se juegan el tren de cabeza

  • Se enfrentan en una jornada que puede suponer un punto de inflexión en lo que va de temporada

UP Plasencia y Jerez se enfrentan en una jornada que puede suponer un punto de inflexión en lo que va de temporada. Ambos equipos se encuentran a tiro de piedra de la zona de playoffs de ascenso, pero sus últimos tropiezos ligueros hacen que un empate puede que no les sea suficiente para mantenerse en el tren de cabeza.

La UPP llega a esta cita tras dos sonoras derrotas ante CD Badajoz y Azuaga. El último 5-0 en tierras azuagueñas ha escocido en la capital del Jerte y el equipo ha trabajado esta semana para tratar de redimirse ante sus aficionados. «Esa derrota nos ha servido para aprender y para completar la mejor semana de entrenamientos en lo que va de año», reconoce el técnico unionista José Diego Pastelero.

El Plasencia se presenta a este encuentro con la duda de Jaime Bugatto en el centro del campo. El medio volante se resintió de su rodilla en Azuaga y no ha podido entrenar con el grupo esta semana. Las pruebas han descartado un daño de gravedad, pero su presencia en el once no está asegurada.

Por su parte, el Jerez confirmó esta semana la marcha de Edu Torres por motivos laborales, que tratará de suplir con el fichaje de dos viejos conocidos como el defensa central Ferreirinha y el delantero Ramiro.

«Me espero un partido duro, intenso, parecido al del Badajoz, con un rival que no nos va a dejar jugar», anticipa Pastelero, que como bien conocedor del equipo templario por su pasado como técnico y en sus inicios segundo de Vázquez Bermejo no se deja impresionar por los discretos números del Jerez este año. «Es un equipo que siempre empieza así, con jugadores con experiencia que van a más a medida que avanza la liga. El Jerez es capaz de ganar en cualquier campo, como ya demostró en Cáceres».

Como es habitual por estas fechas, la UP Plasencia vestirá con camiseta de color rosa para sumarse a la lucha contra el cáncer de mama. Habrá entrada gratis para las mujeres que lleven una prenda rosa y tras el partido se celebrará una paellada.