Hoy

tercera

El cuarteto de cabeza, en el punto de mira

  • El Moralo regresa a casa después de las buenas sensaciones que dejó tras la victoria en campo del Jerez

Buen partido se presenta en Navalmoral entre dos equipos que buscarán la victoria para afianzarse en el tren de cabeza. El Moralo regresa a casa después de las buenas sensaciones que dejó tras la victoria en campo del Jerez. «Debemos afrontar el partido como si fuera una final, con la misma intensidad de los últimos que hemos jugado», señala el entrenador local Emilio Gil. «Volverá a ser difícil y duro porque nos enfrentamos a un Calamonte que forma un bloque alegre, bien organizado, con jugadores con mucha calidad. Debemos trabajarlo desde la tranquilidad», añade.

Los verdes huyen de cualquier exceso de confianza después de los buenos resultados y saben que la falta de concentración y energía les puede costar caro. En ese sentido, el técnico lo tiene claro y arenga a sus jugadores «con la misma ambición y humildad de siempre para tratar de sacar tres puntos más que sirvan para dar un paso más hacia el objetivo de la permanencia». El Moralo no quiere despegar los pies del suelo, menos aún después de las marchas, por distintos motivos, de los jóvenes Rubén, Raúl y Ayuso que han dejado mermada a la plantilla en los últimos días.

Por su parte, el Calamonte llega tras un último empate ante el todopoderoso Cacereño y con la posibilidad de auparse al tren de cabeza y superar al Moralo si logra una victoria. «El Moralo es un equipo consolidado en la Tercera, con jugadores contrastados y que alterna el juego directo con el juego por bandas. Va a ser un partido difícil para ambos equipos», apunta Juan Pedro Sánchez, el técnico blanco. «Nosotros vamos a ser fieles a nuestro juego. Sabemos que ellos cuentan con muy buenos jugadores como Yoni o Sergio Gómez, que si se asocian pueden crear mucho peligro», expone un Sánchez que muestra confianza en sus hombres a pesar de no haber logrado la victoria en los último encuentros. «Lo importante es seguir ahí», concluye.