Hoy

tercera

El Cacereño iniciará mejoras en el estadio Príncipe Felipe

La visera de Tribuna del estadio presenta filtraciones de agua. :: j. rey
La visera de Tribuna del estadio presenta filtraciones de agua. :: j. rey
  • El club adquiere el compromiso de dos empresas locales para impermeabilizar la visera de Tribuna, que sufre filtraciones de agua

El estadio Príncipe Felipe quiere dejar de ser un blanco fácil para los chascarrillos localistas de la ciudad de Cáceres y, para satisfacer tal pretensión, la nueva gerencia del Cacereño, con Rafael Rojas a la cabeza, ya promete medidas al respecto.

En la primera de las varias acciones que se contemplan a medio y largo plazo para adecentar el coliseo verdiblanco, el Cacereño, con el propio Rojas y otros hombres de la casa como José María Rebollo y José María Asenjo, escenificó ayer el compromiso con dos empresas locales -Instalaciones y Aislamientos Aisla y Grupo Valdés Andrada Promociones y Construcciones- que se encargarán de atajar el problema que más urge y que atañe a la zona de Tribuna. Y es que las filtraciones de agua en la techumbre de hormigón de la visera han sido una constante durante las últimas temporadas. Un problema que ha ido ganando terreno con el consiguiente aumento de goteras a lo largo de toda la estructura.

Aunque no se dieron cifras económicas al respecto, los trabajos serán compensados, al menos en parte, con patrocinios de ambas marcas comerciales. Una incipiente implicación del sector privado con la entidad que desde el Cacereño se ve con muy buenos ojos.

Con la inestable meteorología de los últimos días, aún se desconoce con certeza la fecha de inicio de los trabajos, aunque la idea es que se comiencen de forma inminente. Labores que, según calcula el propio Rafael Rojas, se extenderán durante aproximadamente dos meses. Entre medias, los aficionados de la zona de Tribuna podrán ocupar sus localidades para ver los partidos sin ningún tipo de problema, tal y como se avanza desde el club de la carretera de Salamanca.

El director general del Cacereño reconoce que en el estadio Príncipe Felipe -que no es de propiedad municipal, sino de la sociedad anónima deportiva- existen otros frentes abiertos que habrá que atajar a medio y largo plazo, como es el caso del estado de los aseos y de las propias oficinas. La intención del Cacereño es remodelar las diferentes estancias. Tampoco se descarta una futura reconexión a la red eléctrica, ya que ahora se está funcionando con grupos electrógenos alimentados de combustible.