Hoy

Joselu destapa su quinta esencia

Joselu celebra uno de sus cinco goles que marcó con el Badajoz al Díter Zafra. :: PAKOPÍ
Joselu celebra uno de sus cinco goles que marcó con el Badajoz al Díter Zafra. :: PAKOPÍ
  • «He venido para subir al Badajoz a Segunda B», apunta el delantero de Talarrubias tras vivir su tarde soñada por sus cinco goles al Díter Zafra

«La verdad es que me salió todo redondo. Había marcado dos o tres goles en un partido, pero ni en los mejores sueños me podía imaginar con marcar cinco», reconoce Joselu. El delantero del Badajoz se reivindicó como la referencia ofensiva blanquinegra con cinco goles consecutivos ante el Díter Zafra. «Me salió una tarde para enmarcar», resalta.

José Luis Muñoz Calderón (Talarrubias, 1991) tuvo su tarde perfecta. Todo lo que cogió en el área rival lo transformó en celebración. «Es la primera vez que hago cinco goles. Prácticamente tuve el cien por cien de efectividad, creo que tiré cinco veces y marqué las cinco».

Joselu llegó como un punta contrastado en Segunda B y avalado por su facilidad goleadora. De ahí que sobre sus botas recayera la responsabilidad realizadora del Badajoz y en cierta medida el Nuevo Vivero le exigiera más. Aunque sostiene no haberse sentido presionado ni cuestionado por su escasa aportación hasta el momento. «Estaba tranquilo porque mis compañeros me transmitían su confianza y eso te da fuerzas en el sentido de que el trabajo se ve reflejado, aunque los goles no llegaran». Aunque en Copa Federación había marcado 3 tantos, en liga sólo llevaba dos, uno de ellos de penalti ante el Azuaga. Por eso los nervios se empezaban a hacer presentes en algún sector de la afición. El goleador blanquinegro entiende esa impaciencia y lo asume como una carga añadida en la mochila de los que viven del gol. «Es normal porque los delanteros tenemos esa etiqueta. No vale para nada hacer un buen partido si no marcas. Para un delantero su vida es el gol. La gente está ahora contenta por los cinco goles, pero no siento que haya sido mi mejor partido. Pienso que he tenido otros mejores, lo que pasa es que a un delantero se le juzga por los goles y no se ve tanto el trabajo. No es fácil marcar siempre», apunta.

Joselu tiene claro cuál es la meta del Badajoz en esta Tercera tan competitiva. «Desde que me llamó Copito no tengo otro objetivo que ascender. Viendo después el equipo que se ha formado con la mayoría de jugadores de Segunda B no se puede hacer otra cosa que luchar primero por quedar campeones y después por el ascenso», asegura. Precisamente su valedor es el último en hacer cinco goles en el Nuevo Vivero. Copito firmó un repóker en el 7-1 ante el Deportivo en noviembre de 2014 en Tercera. Joselu guarda el balón firmado en su habitación a la espera de llevarlo a Talarrubias y colocarlo en algún lugar especial. «Es un bonito recuerdo», señala.

Joselu se muestra confiado en la plantilla y convencido de cumplir el gran objetivo marcado por el club que no es otro que el ascenso a Segunda B. «El equipo está hecho para subir. Nos hemos dejado ir algunos puntos que no esperábamos y la gente se ha empezado a poner nerviosa, pero se está trabajando bien y el vestuario está más tranquilo que nunca».

El de Talarrubias cree que al equipo le falta rodaje para alcanzar su mejor nivel y pide paciencia y la unión de todos. «Arriba no estábamos muy acertados, pero tampoco ha sido una debacle. Yo personalmente he venido para subir al Badajoz a Segunda B». De hecho, Joselu renunció a varias ofertas para continuar en la división de bronce por bajar un escalón y volver a su tierra para crecer junto al club blanquinegro. «Es verdad que tenía dos o tres cosas de Segunda B en el norte o para quedarme en Andalucía, pero el proyecto que me presentaron en el Badajoz y el hambre que tenían me llamó la atención, por eso no puede ser otra cosa que subir».