Hoy

El Moralo evalúa al Jerez

  • Dos viejos conocidos se citan esta tarde en terreno jerezano para ajustar sus aspiraciones

Dos viejos conocidos se citan esta tarde en terreno jerezano para ajustar sus aspiraciones. Separados por sólo dos puntos, Jerez y Moralo afrontan el tercer partido en una semana que les puede confirmar el camino a seguir. La tremenda igualdad en el grupo después de la octava jornada, del cuarto clasificado al duodécimo la diferencia es de tres puntos, obliga a fallar poco para no perder el sitio ni la ambición.

El choque al Jerez de Vázquez Bermejo le llega en el mejor momento después de frenar al líder Cacereño en su propio estadio. No ha habido mejor manera de regenerar la confianza y las ganas de asaltar el cuarteto de cabeza. Ser sólidos atrás y aprovechar la calidad de sus jugadores delante volverá a ser clave para los jerezanos, que en su feudo no conocen la derrota aunque han cedido dos empates.

El Moralo quiere recuperar las buenas sensaciones lejos de Navalmoral después de caer por primera vez en Badajoz y de cuajar un gran partido el miércoles en casa. «No hay tiempo de lamentaciones ni de alegrías» dice el técnico Emilio Gil, que añade que «volverá a ser muy exigente porque nos enfrentaremos a uno de los equipos más fuertes de la categoría. Será complicado también porque apenas hemos tenido tiempo de prepararlo, pero nuestros jugadores saben de la importancia de recuperarse pronto física y psicológicamente para este atractivo partido».

Los verdes saben de la fortaleza jerezana e intentarán demostrar haber aprendido de los últimos errores. «Los jugadores se van conociendo cada vez mejor y están captando la idea de juego que queremos para este año. El partido ante el Azuaga ojalá nos marque un punto de inflexión ya que fue el más completo. Si el equipo mantiene ese nivel seguro que daremos muchas alegrías y el objetivo será más fácil de conseguir», sentencia el míster moralo.