Hoy

TERCERA

A la búsqueda de la redención futbolística

Miguel López jugó cinco temporadas en Cáceres. :: DELGADO
Miguel López jugó cinco temporadas en Cáceres. :: DELGADO
  • Calamonte y Cacereño disputan uno de los encuentros más atractivos y que puede aupar a los locales a puestos de promoción

El Calamonte afronta el choque ante el líder con la intención de no cometer errores. «El Cacereño es un rival que tiene mucha calidad arriba y con jugadores determinantes», señalaba Juan Pedro Sánchez, el técnico calamonteño, en la previa del encuentro. «Es la mejor plantilla de la categoría, con jugadores consolidados atrás, que defienden muy bien y será un partido complicado donde nosotros tendremos que hacer muchas cosas bien», señalaba.

Sobre lo ocurrido en los últimos encuentros, en los que el Calamonte no ha encontrado el juego que le caracteriza, el técnico local señalaba que la falta de tensión competitiva en algunos tramos de los últimos partidos se debe a «errores» que ya han corregido, apuntó.

Para Miguel López, el meta local que militó en el Cacereño, éste es «un encuentro muy especial» ante el mejor club de la categoría. «Milité cinco temporadas en el Cacereño y es un equipo con el que querríamos enfrentarnos cada semana porque son los partidos que te hacen crecer como jugador y que afrontas con más ganas», apuntaba López. «Este partido es, para nosotros y para otros equipos de la categoría, comparable al de cualquier equipo de la Primera División que se enfrenta con el Barcelona o el Madrid: es el rival a batir», señalaba López.

Sobre esa falta de tensión de los últimos encuentros, López afirmaba que será importante mantener la portería a cero. «Empezar desde atrás, con una buena defensa y lograr un mejor ataque pero por encima de todo tenemos que estar concentrados y no cometer errores, sólo así podremos ganar el encuentro», concluía un Miguel que se aventuraba a dar un resultado: «Un 2-1 a favor del Calamonte estaría bien».

Un accidente

Por su parte, el Cacereño quiere olvidar lo antes posible el primer tropiezo de la temporada ante el Jerez este pasado miércoles. O, lo que es lo mismo, que parezca un accidente. Para tal cometido, el equipo de Adolfo Muñoz no podrá contar con Nando González, por lesión. Además, el equipo verde presenta las dudas de dos de sus atacantes, como son Martins y Nando Copete, quienes en los últimos días han sufrido molestias físicas; el senegalés a causa de una elongación y el de Almendralejo por molestias en un hombro. Ninguno de ellos pudo ser de la partida el pasado miércoles.

En el siempre complicado campo del Calamonte, el decano extremeño no querrá abrir la puerta a posibles fantasmas para retomar la fiabilidad que le ha caracterizado en el arranque liguero. Aunque sin desplegar un fútbol de campanillas, el Cacereño sí ha conseguido, sin embargo, mostrarse como un equipo aseado en zona defensiva y con pegada arriba.

Está por ver si el técnico Adolfo Muñoz repite su última propuesta, otorgando la titularidad a Edu Moya. El contrastado lateral derecho se mostró en el último encuentro aún falto de chispa en el aspecto físico, aunque la presencia de Carlos García en el extremo sí dio algo de mordiente, aprovechando su desborde en banda. Será también un buen momento para evaluar el estado del delantero argentino Kevin Levis. Desde que volviese a los terrenos de juego la pasada semana en Azuaga después de su lesión, el atacante no ha tenido el protagonismo que ostentó en las primeras jornadas.