Hoy

tercera

Pastelero mide la reacción pacense

Pastelero llegó al banquillo del Badajoz en enero de 2015 y curiosamente debutó en Plasencia. :: PAKOPÍ
Pastelero llegó al banquillo del Badajoz en enero de 2015 y curiosamente debutó en Plasencia. :: PAKOPÍ
  • El Badajoz defiende su recuperada posición de privilegio ante una UP Plasencia que sueña en grande gracias a su excelente arranque

La Tercera no da tregua y el Badajoz afronta sin respiro otra dura etapa en su ataque a la cima. El equipo de Agustín Izquierdo visita un escenario exigente del que puede salir reforzado y confirmar su reacción definitiva de sacar los tres puntos. En Plasencia le espera José Diego Pastelero, elegido precisamente dos temporadas atrás en mitad de curso para reconducir el rumbo de la nave blanquinegra y que se debutó como técnico del Badajoz curiosamente en el Municipal placentino con victoria agónica. Es lo que buscan en esta matinal los pacenses después de verse descolgados a siete puntos del líder Cacereño.

El técnico blanquinegro mantiene las bajas de José Ángel, Ruano, Javichu y Paco Borrego, pero parece haber encontrado una solución de emergencia en la polivalencia de Álex Herrera y la oportuna reaparición de Joaqui Flores en plan estelar. Con la enfermería a tope, pocas alternativas le quedan a Izquierdo para tirar de rotaciones y dar descanso a jugadores en esta maratoniana semana con tres partidos.

La victoria ante el Moralo ha calmado las aguas que empezaban a ponerse revueltas por el Nuevo Vivero. Los blanquinegros necesitaban una goleada así para recuperar la confianza y aplacar los nervios. El presidente del Badajoz quiso enviar esta semana un mensaje de calma y de unión entre todos los estamentos para evitar que esta situación acabar por enquistarse y dinamitar todo el proyecto. La confianza en el cuerpo técnico y la plantilla es total.

Ahora los de Izquierdo tienen la oportunidad de reivindicarse en un campo donde ningún visitante ha puntuado todavía. La UPP es una de las grandes sensaciones de este arranque de temporada. Olivenza, Arroyo y Pueblonuevo sucumbieron en la capital del Jerte. El duelo entre placentinos y pacenses se presenta muy atractivo por todos esos condicionantes que reúne y además porque ponen en juego una plaza de promoción que ahora mismo tiene el Badajoz y le toca defender en Plasencia.

La UP Plasencia llega a esta cita en una privilegiada quinta posición después de siete jornadas. No se veía nada parecido en la capital del Jerte desde la temporada 2011-12, cuando la UPP se encontraba en el cuarto puesto tras golear al Pueblonuevo. Pero es que entonces solo habían transcurrido dos jornadas.

El optimismo en los aficionados va en aumento a medida que avanza la competición, pero todos saben que el futuro puede venir marcado por lo que haga el equipo en el próximo mes, cuando de una tacada se va a enfrentar a Badajoz, Azuaga, Jerez, Calamonte y Cacereño. Del bagaje que obtenga en estos cinco partidos dependerán sus opciones de luchar por los playoffs de ascenso.

El primer pico de este Tourmalet es un Club Deportivo Badajoz que despierta admiración en el staff técnico placentino. «Tiene la mejor plantilla de la competición. Es un equipo muy disciplinado, sin apenas fisuras, en el que prevalece el bloque por encima de todo», señala José Diego Pastelero, que anticipa un partido «muy trabado».

Para este encuentro, el técnico tiene a su disposición a toda la plantilla, pero es posible que tengan protagonismo hombres que descansaron ante La Estrella, como son Dieguito o José Mari. El once también dependerá de la recuperación de Pedro Gilarte, que lleva acumulando molestias desde hace un par de semanas.

Una victoria le permitiría a la UPP dar el salto definitivamente a los puestos de playoffs, pero Pastelero reconoce no sentir presión. «No siento más presión que la que yo me pongo, ya que el club lo que quiere es estabilidad económica y deportiva. A veces es bueno sentir presión».

En este sentido, Pastelero se acuerda de la etapa en la que se hizo cargo del CD Badajoz. «Con todos los respetos, aquel equipo era más limitado y si nos metimos arriba fue por la presión que venía tanto desde la directiva como del club».