Hoy

Moralo y Azuaga, a lamer sus heridas

  • El Moralo perdió por primera vez esta temporada fuera de casa en Badajoz (4-0), mientras que el Azuaga también probó por primera vez el sabor amargo de la derrota en casa frente al Cacereño (1-3)

Partido, a priori, entretenido e interesante entre dos equipos que buscarán retornar a la senda de la victoria después de caer el domingo ante los dos grandes favoritos del grupo. El Moralo perdió por primera vez esta temporada fuera de casa en Badajoz (4-0), mientras que el Azuaga también probó por primera vez el sabor amargo de la derrota en casa frente al Cacereño (1-3). Moralos y azuagueños están separados por sólo dos puntos, inmersos en una bonita y disputada igualdad en la clasificación, donde del tercero al duodécimo únicamente existen tres puntos. Nadie se puede descuidar.

Y mucho menos el equipo de Navalmoral que es quien precisamente cierra ese grupo de equilibrio y está atravesando por cuestas empinadas teniéndose que medir consecutivamente a rivales de los llamados a pelear por una plaza de promoción. «Al final, tienes que jugar contra todos, no veo mucho más allá de la próxima jornada del calendario. Es importante haber comenzado bien para la confianza del equipo porque tampoco creo que haya sido fácil nuestro comienzo y lo hemos hecho bien porque para nosotros todos los partidos son complicados», apunta Emilio Gil, que no cree que les haya influido la derrota en Badajoz a sus jugadores «porque todos los partidos son distintos. Ahora tenemos que aprovechar jugar en casa, hacerlo con más alegría. Es una oportunidad en menos de tres días para seguir sumando puntos».

La joven plantilla morala cree que incluso esa primera derrota lejos de Navalmoral le vendrá bien para adquirir más experiencia y aprender cómo sacar buenos resultados ante equipos del mismo nivel que el conjunto pacense. Para el mister local «el Azuaga nos exigirá también mucho, es un equipo que cada año crece más y hace muy bien las cosas. Son equilibrados y tienen jugadores muy verticales, pero intentaremos jugar nuestras bazas para quedar los tres puntos en nuestro campo».

Mientras tanto, el Azuaga buscará también volver a ganar para seguir enganchado a la zona alta. Después del traspié, los rojiblancos quieren hacerse fuertes. En el arranque liguero destacan por su facilidad goleadora, con Kike Roldán en estado de gracia; pero por el contrario muestran cierta debilidad defensiva, que deberán ajustar para aspirar a uno de los puestos con premio.