Hoy

tercera

El Olivenza se lleva el triunfo ante el Montijo

  • El gol de Borja Romero, llorando tras tocar en Ímola, desequilibró un encuentro que probablemente debió haber acabado en empate

El Olivenza se llevó los tres puntos en la visita del Montijo en un encuentro aburrido y parco en ocasiones y en el que ganó el que más quiso, aunque sin hacer ningún alarde de juego ofensivo. El gol de Borja Romero, llorando tras tocar en Ímola, desequilibró un encuentro que probablemente debió haber acabado en empate.

Salió más activo el Olivenza, que sin crear ocasiones de gol demasiado claras sí que dominaba. Silva por la izquierda y Álex Romero por la derecha abrían el campo y lograban poner continuos centros que no encontraban rematador. El Montijo se limitaba a defenderse ya que no conseguí salir con peligro a la contra. En el 36 sufrió un revés con la lesión de Sergio, algo de lo que no se recuperó.

En una segunda parte algo más animada, el Olivenza salió con la clara intención de ganar. Apretó durante los 20 minutos iniciales pero su juego ofensivo seguía espeso. Hasta que llegó el 66 y la jugada del partido. Silva una vez más se internaba por banda pero esta vez dejando cuatro rivales por su camino para poner un buen centro que Borja Romero remató y tras tocar Ímola el balón entró prácticamente llorando en la portería visitante. El Montijo quedó herido de muerte y la expulsión de Jesús por roja directa acabó de rematarle. A partir de ahí hubo un solo equipo en el campo, un Olivenza que volvió a marcar en el 90, otra vez por mediación de Borja Romero para que el árbitro lo anulara por un polémico fuera de juego. El marcador no se volvió a mover y el Olivenza se llevó una victoria sin brillo pero con merecimiento.