Hoy

«Las pasamos canutas. Por méritos pudimos haber caído»

Alberto Górriz, presidente de la Asociación de Veteranos de la Real Sociedad
Alberto Górriz, presidente de la Asociación de Veteranos de la Real Sociedad / HOY
  • Górriz, exjugador de la Real y presidente de la Asociación de Veteranos: «Montijo siempre irá unido a mi vida. Ese año ganamos la Copa, mi único título con la Real en los 15 años que estuve allí»

En Montijo, ese histórico partido no se olvida, pero en San Sebastián tampoco. Górriz fue uno de los protagonistas de aquella Real de leyenda y sufrió de lo lindo la heroica resistencia que puso el Montijo. «Tengo buen recuerdo y mi mujer es testigo porque le hablo mucho de aquel partido. Cada vez que paso por Extremadura le repito lo mismo. Le doy la paliza con este tema». Y es que para el actual presidente de la Asociación de Veteranos de la Real Sociedad esa eliminatoria marcó un punto de inflexión para abordar la conquista de la Copa del Rey. «Montijo siempre irá unido a mi vida. Si hubiésemos perdido a lo mejor no tendría ese bonito recuerdo. Pero ese partido está en mi memoria como uno de los más especiales de mi carrera. Esa temporada acabamos ganando la Copa. Lógicamente uno de mis grandes recuerdos es esa final que ganamos al Atleti en los penaltis. Fue mi único título con la Real en los 15 años que estuve y por eso recuerdo ese partido de Montijo. Todo va unido».

Pasados los años, Górriz admite que lo mismo que la Real siguió adelante gracias a ese gol polémico de Beguiristáin pudo pasar el Montijo. «Muchas veces sale el tema de la Copa y me acuerdo mucho de Montijo. Las pasamos canutas, sufrimos mucho para ganar y pasar la eliminatoria. El Montijo nos jugó de tú a tú. Por méritos pudimos haber caído». El exdefensa realista rememora que se vieron sorprendidos por un Montijo bravo y muy combativo. «Fue una eliminatoria épica. El Montijo hizo méritos para no haber perdido».

En cuanto al ambiente que se encontraron al llegar reconoce que se quedaron impresionados. «Yo había salido de jugar en Rentería. Era un equipo humilde, con un campo pequeño y más o menos me imaginaba lo que nos podía esperar en Montijo. Hicimos el viaje en autobús y cuando llegamos pensamos en una encerrona. Todo el pueblo se había volcado. No estábamos habituados a ese tipo de campos y esas instalaciones, con poca luz y ese vestuario. La verdad es que no esperábamos que pudiera ser tan complicado como nos lo pusieron ellos».

Górriz aún mantiene fresca en su retina las dificultades que pasaron por el empuje de todo un pueblo. «El Montijo nos lo puso muy difícil. Su afición y el equipo. Casi nos elimina». La Real no se reservó nada y jugó en Montijo con su equipo de gala. Entonces, los ‘txuri-urdin’ eran uno de los equipos emblemáticos del fútbol español y que venía de ser doble campeón de liga en los años 81 y 82 con la mejor Real de la historia. «En aquella época no existían esas rotaciones como ahora. Probablemente si no hubiésemos ido con todo el equipo estaríamos hablando de otra historia».

Górriz no quiere perderse el homenaje y aunque la edad y una hernia discal le impedirán vestirse de corto ya ha solicitado permiso en su trabajo para poder estar el viernes en Montijo. «Voy a poner todo de mi parte para estar allí. El otro día me llamó López Ufarte para preguntarme por este partido. A los dos nos hace especial ilusión ir a Montijo».