Hoy

Luismi Patiño, en la banda del Francisco de la Hera. :: DELGADO
Luismi Patiño, en la banda del Francisco de la Hera. :: DELGADO

«El trabajo diario comienza a dar sus frutos»

  • El técnico del Extremadura B San José logró la pasada jornada su primera victoria en liga

«Yo estaba convencido de que el trabajo y el esfuerzo diario se verían recompensados y que tendríamos esos frutos en forma de victoria». Así se mostraba Luis Miguel Patiño (Arroyo de San Serván, mayo 1987) técnico del filial del Extremadura B San José y que esta jornada ha logrado su primera victoria en liga tras imponerse por 2-0 al Olivenza. Previamente, en la segunda jornada, ya lograron un empate frente al Fuente de Cantos. «La primera victoria tenía que llegar, era cuestión de tiempo. Ademas, los chavales son jóvenes y apenas si hemos tenido opción de entrenar todos juntos porque siempre hay tres o cuatro que entrenan con el primer equipo», señala.

Sobre su debut en Tercera como entrenador, como jugador la disputó con el Imperio de Mérida, sabe «lo que hay», cuenta. «Cuando el Extremadura me llamó yo sabía que las condiciones de un filial eran así. Quiero decir que no me quejo, que sabía que iba a ser complicado, pero para los chavales siempre es positivo entrenar con el primer equipo», señala Patiño, que compagina su trabajo al frente de la Escuela de Fútbol del San Serván con el de técnico del San José. «No hay ningún problema por esto».

Un empate y cuatro derrotas en liga (además una victoria frente al Calamonte en la Copa Federación) eran los números con los que Luismi afrontaba esta difícil jornada ante un equipo de su liga en la que, a la postre, logró la victoria. «Preparar los partidos es complicado por no poder contar siempre con toda la plantilla, por el campo de entrenamiento. pero de todos modos estoy viendo una gran progresión, van asimilando muy bien cómo queremos jugar y yo los voy conociendo cada día mejor», cuenta.

«El objetivo es claro, lograr la permanencia y ayudar al primer equipo. Son dos cosas pero van de la mano, van unidas. Y de momento estamos cumpliendo con ambas», afirma Patiño. Luismi es, sobre todo, un hombre de fútbol con una pasión casi enfermiza por este deporte. «La Tercera es una categoría complicada porque los errores te penalizan», comenta. «Cacereño y Badajoz tienen las mejores plantillas y los mejores presupuestos y eso, a la larga, se reflejará; el Valdivia, tiene muy buenos jugadores, ha fichado con inteligencia y a pesar de no tener un gran presupuesto, ofrece trabajo a los jugadores; el Montijo sólo tiene de recién ascendido el nombre porque todos los titulares han jugado en Tercera; Calamonte, Don Benito y Azuaga están llamados a ocupar esos puestos de arriba, cuarto, quinto, sexto.», señala. «Son equipos contrastados, con jugadores con experiencia, bloques ya hechos. a los que nos enfrentaremos dándolo todo, como hasta ahora», concluye.