Hoy

El Moralo empieza a sembrar en casa

El delantero Barbero, autor del 1-0 para el Moralo con el tacón
El delantero Barbero, autor del 1-0 para el Moralo con el tacón
  • El equipo de Emilio Gil logra su primera victoria como local a costa de La Estrella, que sigue sin puntuar y colista

El primer triunfo del conjunto de Navalmoral ante sus aficionados lo firmó con una goleada algo engañosa en un partido espeso, con muchas imprecisiones y falto de ritmo. Un par de bandazos en cinco minutos de la primera mitad y otro dos en tres minutos de la segunda le sirvió al Moralo para superar a un voluntarioso sin mordiente La Estrella que sigue sin puntuar.

Con un juego igualado, carente de llegadas a las porterías con verdadero peligro, el goleador local Barbero se sacó de la chistera un taconazo delante del marco de Ismael para batirlo y colocar el 1-0 en el marcador tras un tiro mordido de Pino. Poco después, Lolo cabeceó abajo una falta y el guardameta santeño despejó a córner con muchos apuros, para al rato subir el 2-0 Chico con otro testarazo adelantándose a todos tras un golpe franco botado por Pino. El cuadro de Los Santos intentó asimilar los golpes en los últimos instantes del primer periodo con un chutazo de Arturo que desvió ligeramente el cancerbero Pedraza para estrellarse en el palo.

Tras el descanso el juego continuó siendo mediocre, insulso, sin armonía. Los visitantes quisieron estirarse más pero siguieron sin capacidad de generar dificultades a unos locales que buscaban más las rápidas contras.

Así hasta que llegaron dos nuevos latigazos del Moralo que decidieron la suerte del envite. Yoni, en el primer balón que tocó tras saltar al césped, marcó el 3-0 con un obús desde fuera del área que se metió por la escuadra. Fue cuando La Estrella bajó los brazos viendo que sus esfuerzos eran inútiles. Y aprovechó esa apatía Chico en una acción con varios rechaces dentro del área para clavar el 4-0.

Sin apenas despeinarse, el conjunto de Emilio Gil había sentenciado un duelo atascado que se decidió por detalles y la calidad de sus jugadores. Ya en el tramo final un remate picado que sacó Pedraza con una buena parada y un disparo de Yoni que se perdió ligeramente fuera, pudieron volver a romper el aburrimiento. Quien lo consiguió fue Andrés Alburquerque marcando el 4-1 de penalti cometido por el portero local tras no atrapar bien un balón aéreo y agarrar a Ángel.