Hoy

El Moralo no se fía de La Estrella

  • Los de Los Santos de Maimona son colistas, pero Emilio Pinilla pide concentración y trabajo a los suyos para sumar los tres puntos

Tercer encuentro en casa para el equipo de Navalmoral y tercera tentativa para conseguir su primer triunfo como local. Fuera de casa no conoce la derrota con dos victorias y un empate, además con un gol en cada partido del delantero Barbero, pero en su feudo aún no sabe lo que es ganar. En esta ocasión, el Moralo recibe a La Estrella, que cierra la tabla del grupo extremeño junto al Arroyo sin haber puntuado aún tras las cinco primeras jornadas y que evidentemente busca romper con tan mala dinámica para ver el futuro con más claridad.

El Moralo desea con todas sus fuerzas brindar los tres puntos a sus seguidores para asentarse en los puestos medios altos de la clasificación y así acomodarse en un buen colchón de puntos con respecto a la zona peligrosa. Más aún viendo el duro calendario que tendrá que afrontar después con algunos de los equipos llamados a pelear por los primeros puestos.

El técnico Emilio Gil no podrá contar con la participación de Pinilla un encuentro más por lesión, ni tampoco con Alberto por sanción tras haber sido expulsado la pasada jornada. Quien probablemente entre en la convocatoria es el capitán Yoni, aparentemente recuperado de las molestias que le impidieron jugar en Pueblonuevo, aunque su concurso dependerá de las últimas pruebas sobre el propio césped.

Los verdes no se fían del cuadro de Los Santos, que en algún momento debe estrenar el casillero de puntos. «Además, haber ganado la jornada anterior no nos garantiza que lo volvamos a hacer ahora en casa. Tenemos que estar muy concentrados y trabajar mucho durante los noventa minutos para lograr una victoria que sin duda nos daría mucha tranquilidad y más confianza de cara al futuro más inmediato» señala el míster moralo.

Por su parte, La Estrella quiere comenzar sumando para no quedarse en la cola de la clasificación. En sus dos últimos encuentros, además del medio que jugó hasta su suspensión por un fallo eléctrico, los ha perdido sin marcar un gol. Haber anotado un solo tanto en los cuatro encuentros y medio que ha disputado es un lastre demasiado pesado para los santeños.