Hoy

El Don Benito recibe en su fortín al Amanecer

El Don Benito se enfrenta a sus fantasmas ante el Amanecer. Lejos de casa está costando abrir la lata, pero en el Vicente Sanz es distinto y no quieren que se atragante un rival que ya rascó un punto el año pasado. «Mantienen el bloque y sus refuerzos han sido buenos, meten mucha intensidad y sólo han perdido un partido», destaca Emilio Sosa.

El técnico rojiblanco llega con su plantilla entre algodones, ya que Ramiro, Patri, Christian Beltrán y Germán Rojas se han ejercitado con molestias. Y Sosa asegura que van a pensar también en los partidos siguientes para decidir la convocatoria.

Por su parte, en el vestuario del Amanecer la moral está en niveles nobles por el buen arranque, en el que el cuadro dirigido por José Romero tan solo ha cedido tres puntos frente al Cacereño. La victoria casera del pasado domingo frente al Santa Amalia ha insuflado, además, la calma suficiente para llegar hoy sin tener la soga al cuello.

Romero prevé «un partido de máxima dificultad ante un rival hecho para estar entre los cuatro primeros y que querrá matar el partido lo antes posible». No obstante, el técnico gualdinegro apela a la «humildad y fortaleza defensiva» de su grupo, que ha madurado respecto al anterior ejercicio.

La única ausencia en el Amanecer será la de Edinho, relegado puntualmente al filial con el objetivo de que coja el tono óptimo tras pasar las últimas semanas en Brasil por motivos personales.