Hoy

Pucho. :: yeclano
Pucho. :: yeclano

tercera

Pucho apuntala el Cacereño

  • El medio centro organizador procedente del Conquense llega para satisfacer una petición del técnico Adolfo Muñoz

Una temporada más, el Cacereño ha comenzado con déficit de futbolistas, pero esta vez la sangre no ha llegado al río. Si la pasada campaña el clamor popular versaba en torno a la petición de llegada de un nueve puro, en esta ocasión en el Príncipe Felipe se echaba en falta a un centrocampista organizador aseado en el pase y con facilidad para mantener la posesión de la pelota. La petición del técnico Adolfo Muñoz por fin se ha visto satisfecha en la figura de Francisco Pedro Mas Pérez (Crevillente, 7 de junio de 1989), conocido futbolísticamente como 'Pucho', quien es desde ayer pupilo del de Pueblonuevo del Guadiana.

El ya jugador del Cacereño llegó a la Balompédica Conquese el pasado mes de julio y comenzó el campeonato liguero siendo de la partida en el conjunto manchego, aunque en los dos últimos encuentros ni siquiera fue convocado por el técnico José Poyatos. Se trata de un jugador con contrastada experiencia en Tercera División, categoría en la que ha defendido las camisetas de Alzira, Crevillente, Palencia, Villarrobledo, Ceuta y Yeclano Deportivo, donde militó la pasada campaña.

En apenas una semana, el Cacereño ha visto incrementada su lista de jugadores en nómina con las llegadas de Edu Moya y el portero Juanfran, así como la del propio Pucho. Con estas incorporaciones la plantilla se da prácticamente por cerrada, con el as en la manga de conservar aún alguna ficha vacante por si fuese necesario reforzar el equipo en los meses calientes de la competición con miras al ascenso de categoría, que es el principal objetivo en el club verde.

Por otra parte, desde el Cacereño se hace un llamamiento para que los aficionados que vayan a asistir este domingo al partido frente al Badajoz (Príncipe Felipe, 12.00 horas) retiren con antelación sus entradas en el Punto 24 horas, situado en Avenida de Alemania. El objetivo, según explican, es evitar colapsos en taquilla el día de partido ante la gran afluencia prevista.