Hoy

tercera

«Sabemos que estamos en un club exigente»

«Sabemos que estamos en un club exigente»
  • El entrenador del Badajoz, Agustín Izquierdo, acepta el reto de tener que rendir al máximo cada semana

El CD Badajoz volvió este pasado domingo a la senda de las victorias ante el CD Calamonte. Lo hizo tras encadenar anteriormente dos empates consecutivos que le habían sacado de los puestos de fase de ascenso. El técnico blanquinegro mantiene el discurso prudente de todos los partidos anteriores.

La goleada que el Badajoz le endosó a los calamonteños el domingo dejó bastante satisfecho al entrenador lorquino. «Creo que hemos hecho un partido bastante completo y hemos generado bastantes ocasiones de gol. El que hemos encajado ha sido en un error nuestro en un córner, así que la valoración es positiva», desveló en rueda de prensa tras el encuentro. Los entrenamientos tras el partido frente al Jerez fueron bastante bien, y eso se reflejó sobre el césped. «Se ha reflejado en el campo el buen trabajo durante la semana».

La diferencia entre la segunda parte en Jerez de los Caballeros con el duelo ante el Calamonte es palpable, aunque el campo templario suele ser de los más difíciles de la categoría. «Esta semana hemos tenido tranquilidad y corregimos los errores. Hemos tenido continuidad durante los 90 minutos», destaca. A pesar de ello, vuelve a apuntar que el empate que le dejó peor sensación no fue el de Jerez, sino frente al Azuaga. «El último partido que jugamos aquí -refiriéndose al Nuevo Vivero- creo que lo tuvimos que ganar. Estuvimos bien y no aprovechamos nuestras ocasiones».

La noticia más preocupante que dejó el envite del domingo fue sin duda la lesión de José Ángel. El 'torero' sufre un esguince de grado 2 en su tobillo que le hará estar varias semanas de baja. Joaqui Flores ya se encontraba alejado de los terrenos de juego precisamente por problemas en su tobillo. El extremo, en cambio, se espera que pueda volver a jugar este domingo.

Victoria sin presión

Al venir de dos empates consecutivos, es de imaginar que un nuevo tropiezo frente al Calamonte habría encendido las alarmas en el club pacense. De ho haber conseguido los tres puntos, estaría ahora mismo a seis o siete puntos del liderato. «Si no hubiésemos ganado tendríamos tres puntos menos. Para mí el partido no supone nada más, aunque supongo que la gente estaría más enfadada», señala el entrenador. El Calamonte era un equipo que llegó al Nuevo Vivero sin haber recibido ningún gol en las cuatro jornadas que se llevaban disputadas, y el Badajoz logró hacerle cuatro. Esto habla muy bien del trabajo de los jugadores. Hemos tenido muchas ocasiones y hemos marcado cuatro a lo largo del partido».

Volvió al once tras un par de meses de lesión el lateral Chechu. El guerrero blanquinegro lo hizo además marcando a los tres minutos de juego. «Ha sido un buen partido de todo el equipo. Cualquiera puede jugar en cualquier momento», argumenta Izquierdo. Sobre las críticas tras las dos últimas igualadas, el técnico es consciente de la importancia del equipo que entrena. «Sabemos que estamos en un club exigente. Eso nos obliga a rendir al máximo».

Este domingo a mediodía rendirá visita al CP Cacereño. Un duelo muy esperado pero que llega en unas fechas aún algo tempranas. «Si no puntuábamos en éste -por el del Calamonte- parecía que se iba a acabar el mundo y si ganamos en Cáceres seremos los mejores del mundo y, si no, seremos otra vez la última mierda. Esto es así», declara con contundencia el preparador. Se prevé que la afición blanquinegra se desplace en masa hacia la capital cacereña el domingo por la mañana para apoyar a su equipo.