Hoy

tercera

El Olivenza resiste el asedio del Don Benito

El partido tuvo varias fases claramente diferenciadas. Los primeros 30 minutos fueron de intercambio de golpes, con los locales acercándose con más frecuencia a la meta rival pero con los visitantes haciendo lo propio de manera mucho más claras.

De hecho las ocasiones más evidentes son para el Don Benito, ambas protagonizadas por Abraham Pozo, un jugador que fue en sí mismo la cara y la cruz del partido, pues no paró de generar ocasiones de peligro en todo el encuentro pero fracasó a la hora de materializar alguna. Tuvo dos clarísimas el 10 visitante en este tramo, ambas desde dentro del área oliventina.

Estas dos ocasiones de Pozo cerraron el tramo de igualdad entre los dos equipos. El Olivenza comenzó a temblar y los visitantes se vinieron arriba, pasando a dominar el encuentro sin oposición. Sin embargo, con la crecida de dominio visitante disminuyó su claridad ofensiva.

Lo que estaba por llegar era el asedio absoluto de un Don Benito sobre unos oliventinos que no veían por dónde les llegaban los golpes. Pero ahí surgió la figura de Ciga, que se convirtió en un muro infranqueable, sacando hasta 3 disparos a bocajarro a Pozo y Asensio. Asensio por fin fue capaz de hacer hincar la rodilla a Ciga pero su jugada fue anulada por fuera de juego. Puntazo del Olivenza ante un gran Don Benito.