Hoy

Los clubes, molestos con la FExF por extender las sospechas

  • Desde la Federación insisten en que su función es velar por la pureza de la competición

Una mancha de sospecha amenaza con hacer saltar por los aires a la Tercera extremeña. El sentir general de dirigentes y técnicos es que la FExF no actuó de forma correcta en su intento por aclarar los supuestos amaños y sembró dudas en todos los clubes. Domingo Suero se expresa muy claro al respecto. «Si se saca algo de esto hay que dar nombres, no meternos a todos en la sospecha y en el mismo saco. Creo que no se están haciendo las cosas como se debería. Es tan fácil como dar nombres», expone el técnico del Valdivia, informa Estrella Domeque.

En la misma línea se manifiesta el presidente del Jerez Manuel Sánchez. «Ha generado un caos y un nerviosismo entre directivos, entrenadores, jugadores... Su comunicado era tan global que todos estamos ahí. No se tenía que haber hecho así. No es justo porque no se sabe cuáles son los buenos o malos y ni si los hay». El presidente del Arroyo va un poco más allá. «Lo malo son las dudas que se van a arrojar en cualquier partido cuando un jugador falle un penalti o una ocasión muy clara, o cuando un portero meta la pata. A partir de ahora todo el fútbol extremeño estará bajo sospecha», sostiene Emilio Pajares, informa J. Cepeda.

Agustín Izquierdo, técnico del Badajoz, se muestra sorprendido por todo el revuelo que se ha montado. «No sabía ni que se podía apostar a los córneres. La Federación, si tiene algo claro, que lo saque». En Plasencia, Rubén Hernández es tajante con el tema de los amaños. «No me juego tres puntos por 1.000, 2.000 o 3.000 euros. Y que no me entere que nadie de mi club lo hace porque se las verá conmigo». El mandatario de la UPP cree que el fútbol extremeño sale perjudicado al levantar la liebre sin tener nada en firme. «Si la Federación dice que está investigando, lo ha hecho muy mal. Lo ideal hubiera sido seguir recogiendo indicios y testimonios para poder llevarlos a la Fiscalía, pero ahora que se ha hecho público, ¿qué jugador va a ser tan tonto para hacer supuestos amaños?», informa J. C. Ramos.

La Fiscalía ya ha tomado cartas en el asunto y va a actuar de oficio. «Si alguien ha obrado mal que lo pague», reclama el dirigente del Jerez, en igual sintonía que en Don Benito y su propio técnico. «Creo que los 20 entrenadores estamos de acuerdo en que hay que investigar estas cosas. Si tienen algún culpable de algo que lo demuestren», afirma el templario Vázquez Bermejo.

Por su parte, desde el Calamonte su presidente Fernando Tapia trata de ver el lado positivo. «No le doy mayor importancia. Quiero decir que no se acusa a nadie, no se nombra a nadie, no se juzga a nadie. Los equipos que no hayan hecho nada tienen que estar tranquilos, como es nuestro caso», señala. Mientras, el entrenador del conjunto blanco comenta que «desde el club no lo hemos escuchado nunca, la verdad, pero sí que reconozco que no me sentó bien que nos metieran a todos en el mismo saco», precisa Juan Pedro Sánchez, informa Felipe J. Delgado.

El entrenador del Moralo considera que el fútbol humilde queda muy tocado. «Sinceramente creo que acabará con el fútbol modesto a corto plazo, primero fueron las televisiones y ahora las apuestas acabarán de dar el estoque. Creo que se solucionaría rápido si la LFP actuara de inmediato y prohibiera todo tipo de apuestas desde Segunda B a Tercera, pero no es nada fácil, ya que solo hay que ver los espónsor de algunos equipos de Primera». Emilio Gil reconoce que el tema puede seducir al futbolista aficionado. «No conozco ningún caso, pero piensa en jugadores que o bien no cobran, o como mucho les pagan algún bonus, y un domingo aparece su equipo en las apuestas. Suena cuanto menos tentador», informa Macama.

Pablo Blázquez es de la misma opinión. «En categorías tan bajas no deberían existir las apuestas. Los clubes teníamos que colaborar para que estos casos no se repitan», indica el dirigente del Badajoz.

Desde la FExF, por su parte, no entienden ese malestar. «La Federación cumple con su misión de velar por la pureza de la competición», insiste Samuel Holgado, portavoz federativo.