Hoy

Juanito (UP Plasencia). :: PALMA
Juanito (UP Plasencia). :: PALMA

Reencuentro de viejos conocidos

  • UP Plasencia y Arroyo, ahora con los roles cambiados, vuelven a verse las caras en liga cuatro años después

Hace algo más de cuatro años que UP Plasencia y Arroyo no se veían las caras en competición liguera. Entonces, al equipo placentino le tocó hacer el pasillo al recién proclamado campeón de la temporada 2011/2012 y el conjunto blanquiazul se lo agradeció propinándole un 5-0.

Han cambiado mucho las cosas desde aquel 29 de abril de 2012. Después de poner fin a su periplo, los placentinos, en Regional Preferente, y los arroyanos, en Segunda B, UPP y Arroyo vuelven a medir fuerzas, pero en esta ocasión con los roles cambiados. El Plasencia ha armado un proyecto para intentar luchar por los cuatro primeros puestos. El Arroyo, ya sin la inyección económica de Juan Bermejo, para mantenerse en Tercera División.

La UPP afronta esta cuarta jornada tras haber competido en todos los partidos. Sin embargo, errores de concentración a la hora de defender las faltas han costado tres puntos y es algo que José Diego Pastelero no quiere que vuelva a suceder. «Estamos en una etapa de formación, pero hay que corregir esos fallos. No podemos dar concesiones en las faltas laterales, porque nos ha costado puntos que echamos de menos», señala el técnico santanero de la UPP, que admite que el Arroyo es «un equipo ordenado, con recursos y que va a competir. El que piense que va a ser un rival asequible está equivocado».

El cuadro unionista presentará la baja de Marco, que cumplirá el segundo de sus cuatro partidos de sanción. Regresa Álvaro Juanals a la convocatoria tras su lesión muscular y el juvenil Caco ocupará otra el lateral derecho una vez que el flamante fichaje Nacho Heras aún no ha recibido el transfer de la Federación de Hungría, país donde jugó el año pasado.

Urgencias en el Arroyo

Por su parte, la escuadra arroyana se presenta en Plasencia con ciertas urgencias tras contar sus tres partidos ligueros por derrotas. Además, el conjunto dirigido desde el banquillo por Javi Moreno es el único que hasta el momento no ha estrenado su casillero de goles. No obstante, el técnico blanquiazul asegura que su equipo está trabajando bien y confía en que hoy pueda cambiar su suerte: «Lo único que nos falta es conseguir un gol que nos dé un buen resultado. De nada nos serviría meter si luego perdemos». Con esta situación, Moreno niega que exista ansiedad dentro del vestuario: «Es admirable la ilusión que están poniendo todos los chavales y las ganas que demuestran. ¿Ansiedad? Ninguna», dice.

Sobre su rival, el míster arroyano destaca del Plasencia su «contundencia y seriedad». A su juicio, «es un equipo que aprieta mucho, y eso es muy importante cuando estamos todavía a estas alturas de la competición. Además, ha traído a jugadores de fuera y ha hecho un equipo muy bueno».

Para intentar dar la sorpresa en feudo placentino, el cuerpo técnico del Arroyo tendrá a su disposición a toda la plantilla.