Hoy

El Cacereño, ante el jugoso paréntesis de la Copa Federación

Adolfo Muñoz introducirá cambios en su once. :: J. REY
Adolfo Muñoz introducirá cambios en su once. :: J. REY
  • Para la final de Don Benito ante el Badajoz, el club ya tiene asegurada la salida del primer autobús y ofrece la posibilidad de fletar un segundo vehículo

Tras el partido frente al Arroyo de este pasado domingo, dijo Adolfo Muñoz en sala de prensa que para él era más importante el próximo partido liguero en Coria que la final de la Copa Federación de este jueves frente al Badajoz en Don Benito (Vicente Sanz, 20.00 horas). En un sutil ejercicio para trasladar la presión al máximo rival regional, el entrenador del Cacereño manifestó incluso que aprovecharía la cita copera para introducir algunos cambios en su once con el objetivo de ver a los jugadores que aún no han tenido la oportunidad de acumular muchos minutos, como es el caso de las últimas incorporaciones.

Sea como fuere, y llegados a este punto, donde además de la honra de vencer al máximo rival está el aliciente económico para el ganador, entre la plantilla del Cacereño existe el fiel compromiso de intentar dar el primer golpe encima de la mesa. La final de Don Benito tampoco pasa inadvertida para unos aficionados que comienzan a recuperar la ilusión con el nuevo proyecto post descenso y que no dejarán solo al equipo verdiblanco. El club ya tiene asegurada la salida del primer autobús y ofrece la posibilidad de fletar un segundo vehículo con un paquete de viaje más entrada por 11 euros. Los interesados pueden hacer su inscripción durante hoy y mañana en las oficinas del Príncipe Felipe entre las 10.00 y las 13.00 horas. También se prevé la asistencia de aficionados cacereños que se desplazarán por cuenta propia para intentar compensar, al menos en parte, la mayor afluencia prevista desde la capital pacense al escenario neutral decidido por la Federación Extremeña de Fútbol.

El Cacereño descansará hoy para regresar mañana al trabajo en una semana en la que se podrá comenzar a comprobar el verdadero nivel competitivo de los de Adolfo Muñoz ante dos rivales de perfil alto.