Hoy

tercera

El Badajoz demuestra su hambre

Parada felicita efusivamente a Adri por el gol conseguido. :: C. MORENO
Parada felicita efusivamente a Adri por el gol conseguido. :: C. MORENO
  • Los blanquinegros no ceden el liderato y superan con claridad a un Fuente de Cantos que apenas le inquietó

El Badajoz suma y sigue. Los de Agustín Izquierdo estaban ante un duelo en el que tenían mucho más que perder que que ganar, pero no fallaron. Tal y como era de esperar, los blanquinegros llevaron la manija del encuentro desde el inicio. La posesión del cuero y las ocasiones fueron suyas ante un Fuente de Cantos que acumulaba muchos hombres en la defensa.

El partido tenía además por delante el reto de mejorar a sus prolegómenos. La olímpica pacense María Ribera realizaba el saque de honor acompañada por la también olímpica Fátima Gallardo. A esto hay que unir el respetuoso minuto de silencio que se guardó en memoria, entre otros, de Don Apolonio, capellán del club durante varias décadas y que falleció hace algunas semanas.

La primera oportunidad de claro peligro la tuvieron los locales bastante pronto. En el primer minuto, una gran jugada por la banda izquierda, zona desde la que llegaba prácticamente todo el peligro pacense, acababa con un gran centro que Gabri remataba de cabeza por encima del marco defendido por Burgui. El otro ariete blanquinegro que Izquierdo decidió que formara de titular, Joselu, tuvo la siguiente al enviar también el cuero por encima del larguero tras un envío desde la banda derecha. El de Talarrubias se encontraba sin oposición pero el balón iba demasiado fuerte.

Cuando el encuentro se acercó a la media hora, los goles fueron llegando. El primero fue obra de Joaqui Flores. La pantera blanquinegra decidió embarcarse en una jugada individual que acabó con disparo desde el pico del área con la pierna izquierda. El balón se colaba en la portería verde. El segundo tanto llegó tan solo dos minutos más tarde. Otra internada desde la diestra que terminaba con un centro preciso para que llegara Gabri desde atrás y marcara sin dejar caer la bola su tercer gol en lo que va de temporada. El espigado delantero volvió a tener una nueva ocasión para aumentar la ventaja, pero su remate -el centro una vez más llegó desde la derecha- se estrelló en el larguero.

Como si de un tablero de ajedrez se tratara, la disposición de los futbolistas locales sobre el césped es clave a la hora de desarrollar su mejor juego. Llama la atención especialmente el movimiento de José Ángel. En cada jugada del ataque de su equipo, aparece en una zona diferente del campo, lo que hace que la defensa rival lo tenga casi imposible para defenderlo.

Poder aéreo de Gabri

La altura de Gabri Ortega es un valor añadido para el ataque del Badajoz. Sus casi dos metros de altura hacen que cualquier balón que vuele por el área sea sinónimo de disparo a portería. Nada más comenzar la segunda mitad tuvo un nuevo remate de cabeza que tuvo que atajar Burgui. Joaqui Flores lo intentó también en la jugada siguiente con una nueva jugada individual. Juan Ramón y José Ángel tuvieron en sus botas el tercer gol con sendos disparos desde la frontal del área, pero de nuevo chocaron contra el muro de Burgui, al que le pusieron caer bastantes más tantos si no llega a ser por su extraordinaria actuación.

En los minutos finales, Adri sentenció estableciendo el tercer y definitivo tanto. De nuevo un envío perfecto desde la derecha servía en bandeja el cuero para que Adri llegara desde atrás y metiera la puntera. El Badajoz logra así mantenerse en el liderato antes de disputar la final de Copa Federación este jueves en Don Benito frente al Cacereño. Por su parte, el Fuente de Cantos continúa sin puntuar en la parte baja de la tabla.