El Villanovense vuelve a dar su mejor versión

Iván Ania, junto a Pedro Munitis, técnico del UCAM. :: e. d./
Iván Ania, junto a Pedro Munitis, técnico del UCAM. :: e. d.

El equipo de Iván Ania llega a los derbis ante Extremadura y Mérida con buenas sensaciones tras ganar al UCAM

ESTRELLA DOMEQUE VILLANUEVA DE LA SERENA.

Tras dos semanas de apagón, el Villanovense ha vuelto a ver la luz. El túnel vuelve a estar iluminado y en las cinco paradas que restan se verá cuál es el destino final de los serones. Parte en este nuevo viaje, a seis puntos del Extremadura, su próximo rival, y a tres del Melilla, que marca ahora mismo los puestos de Copa del Rey.

«Granada y Melilla son los que están por delante, no podemos renunciar a nada si jugamos como jugamos, con esa intensidad, porque cuando vamos de verdad a por la victoria, al final somos un equipo muy difícil de ganar», afirmaba Iván Ania tras la brillante victoria ante el UCAM Murcia. «Creo que hay que estar orgullosos porque el partido que hizo el equipo fue muy bueno, después de dos derrotas veníamos anímicamente tocados, pero creo que volvimos a dar nuestra mejor versión».

Después de remontar el vuelo, la siguiente parada es Almendralejo para el primero de los dos derbis consecutivos que debe afrontar el Villanovense fuera de casa. En esa primera cita, les espera un Extremadura tocado tras la dura derrota ante el Real Murcia. «Es un golpe duro, pero creo que el Extremadura tiene una de las mejores plantillas y que va a recuperarse», afirma Ania.

El técnico asturiano cree que el tropiezo ante los murcianos no les ha afectado demasiado en la clasificación, «pero de haber ganado posiblemente ya hubiesen dado un espaldarazo definitivo a su presencia en el playoff». En cualquier caso, tiene claro que su equipo va a salir al Francisco de la Hera en busca de los tres puntos.

Algo que también puede ser evidente es el sistema de juego que utilizará este domingo, al menos, por lo visto en los últimos partidos. Después de buena parte de la temporada jugando con un único delantero, parece que el sistema 4-4-2 se afianza en este tramo final. Todo, en palabras de Ania, para la comodidad de los jugadores. «El equipo se siente cómodo, tenemos más presencia en el área y perdemos gente entre líneas, creo que al final el jugar con dos delanteros nos obliga a veces a hacer un juego un poco más directo, pero los jugadores se sienten cómodos así y al final es lo que importa». Además, valoró el papel de Allyson: «se ganó el cariño de la gente, es un jugador muy bueno y en el momento que las lesiones le dejen dará un nivel muy alto», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos