SEGUNDA B

El Villanovense, lastrado por las lesiones en un momento decisivo

Annunziata ha sido una de las referencias del Villanovense. :: e. d./
Annunziata ha sido una de las referencias del Villanovense. :: e. d.

Las bajas de Annunziata y Dieguito, piezas claves para Iván Ania, reducen la plantilla a falta de nueve partidos

ESTRELLA DOMEQUE VILLANUEVA DE LA SERENA.

Terrible 'déjà vu' el que vive el Villanovense en este tramo final de temporada. Las lesiones de Dieguito y Xavi Annunziata recuerdan a las que sufrieron Espín y Elías Pérez el curso pasado. Si hace unos días los serones perdían a Dieguito por una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda, este domingo se confirmaban las peores noticias para el tinerfeño Annunziata, que sufre rotura de tibia y peroné, por lo que se perderá también lo que resta de temporada, aunque aún no se han marcado plazos de recuperación. «Muy parecido a lo que me dicen que pasó la pasada temporada en la que se lesiona Espín y luego Elías», reconocía Iván Ania tras el empate ante la Balompédica Linense. «Nos quedamos con dos jugadores menos, ojalá sea lo menos posible».

El año pasado Espín se rompió el menisco y el ligamento cruzado en una pugna de balón con Kike Márquez ante el Marbella, y Elías Pérez, en una caída junto a un jugador del Jaén y que terminó en penalti, se fracturó el peroné. Ambas lesiones ocurrieron en diciembre y los dos serones llegaron justo a tiempo para empezar la presente temporada, aunque Espín tardó algo más en su regreso.

Jugador importante

Con la lesión de Annunziata, el técnico asturiano pierde a su referente en el centro del campo y que llegó en verano precisamente avalado por Ania, con el que ya había coincidido en el Caudal Deportivo. Esta temporada había jugado siempre que ha estado disponible y acumulaba 24 partidos, 22 de ellos como titular, por lo que se trata de una baja sensible para el Villanovense en los nueve partidos que restan.

Estas dos bajas reducen la plantilla serona, por lo que el banquillo volverá a jugar un papel importante. «Cuantos más seamos en el barco y más competencia haya en el equipo, mucho mejor» apunta Ania, que insiste en que está contento con las aportaciones de los jugadores menos habituales. Así, el domingo valoró los minutos de Pablo Molina y Borja García, «porque no era fácil la situación para ellos. Pablo Molina apenas pudo calentar por la lesión de Tapia y Borja llevaba unas jornadas sin jugar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos