El Nuevo Vivero espera su primera alegría

El partido será muy especial para Diakité, por su reciente pasado en el Melilla. :: PAKOPÍ/
El partido será muy especial para Diakité, por su reciente pasado en el Melilla. :: PAKOPÍ

El Badajoz recupera a Chechu, Sergio Martín y Gabri Izquier, mientras que en el Melilla vuelve a una convocatoria el exazulgrana Boateng

J. P. BADAJOZ.

Ya toca. El Nuevo Vivero ansía la primera victoria de la temporada después de tres empates y una derrota que dejan un sabor agridulce por las sensaciones que ha transmitido el equipo y tener los tres puntos casi en la mano. El Badajoz piensa en verde esperanza y que simboliza la solidaridad con los enfermos de ELA, a quienes el club blanquinegro rinde homenaje este domingo ante el Melilla, confiado en dar la primera gran alegría a sus aficionados.

Le está costando amarrar el triunfo al equipo blanquinegro después de adelantarse en el marcador, pero el técnico del Badajoz no cree que en sus jugadores cunda el pánico a perder en los minutos finales. «Lo que queremos es ir a matar el partido porque tenemos opciones para sumar más goles y desaprovechamos demasiadas situaciones», apuntaba Marrero en la previa al partido. A pesar de ese tímido comienzo, a Marrero no le preocupa. «Lo que me interesa es el trabajo de equipo, que la presión tras pérdida que sea muy intensa, saber que es el camino adecuado, que es el que nos ha llevado a tener esos marcadores a favor. Si no llegamos a aplicar en el verde esas premisas no llevaríamos 3 puntos porque la Segunda B es fortísima».

Después de presentar una defensa de circunstancias en El Ejido, el preparador blaquinegro recupera para recibir al Melilla a Chechu, Gabri Izquier y al mediocentro Sergio Martín. «Casi todas las bajas eran en defensa. La semana pasada no había posibilidad de recambio, había que reconvertir a gente», recordaba resignado Marrero. En cambio, sigue sin poder contar con el central Fran Morante, con una contusión cuádriceps; y José Ángel, que sigue convaleciente de una tendinopatia en el aductor. En el Melilla la principal novedad es la vuelta a la convocatoria del ex del Extremadura Boateng, quien se tuvo que retirar lesionado en Cartagena hace dos semanas.

Inicio exigente

Sobre su rival en la matinal de este domingo, Marrero avisa del potencial a pesar de su discreto arranque con un triunfo y dos empates y la necesidad también de sumar de tres en tres. «El Melilla ha hecho un proyecto ambicioso, de bastante coste económico. Tiene jugadores importantes de Segunda B como Juanma o Yacine. El cambio quizás con respecto al año pasado sea en solidez y en propuesta de intentar jugar el balón desde atrás. Es un rival dificílisimo que ha hecho un proyecto para estar arriba». En ese sentido, al Badajoz le ha tocado un inicio exigente y el calendario no le da respiro con UCAM Murcia, Villanovense y Mérida a la espera. «Complicados son todos los partidos. El Linense está líder, el Écija está líder, el Recre va a estar en la parte de arriba y El Ejido es un campo dificílismo. Todos los rivales en Segunda B son muy difíciles, esto no quiere decir que no podamos ganar los partidos, estamos demostrando que a base de trabajo y calidad podemos afrontar y ganar cualquier partido. Melilla, UCAM Murcia; un favorito para el ascenso; y derbis regionales preciosos, no es que sean difíciles, son atractivos para el futbolista».

Fotos

Vídeos