Nafti y once más

Nafti durante un partido de su primera etapa en el Mérida al que ha vuelto tres meses después. :: J. M. R./
Nafti durante un partido de su primera etapa en el Mérida al que ha vuelto tres meses después. :: J. M. R.

La ilusión suscitada por su regreso tanto en la grada como en el vestuario es un buen punto de partida con el que iniciar la escalada

F. G.

MÉRIDA. «El Mérida sobrevive dos puntos por encima del playout. El Mérida digiere un bagaje de 12 puntos de los últimos 42 en juego. Al Mérida le persigue la imagen paupérrima de sus dos últimas salidas. El Mérida estrena esta tarde su tercer entrenador de la temporada, que en realidad es el primero. Y, sin embargo, todo esto da igual. porque el regreso de Mehdi Nafti al Romano ha reseteado todas y cada una de las frustraciones de la afición. Como si el regreso del técnico franco tunecino ganase por sí solo partidos y consiguiese objetivos. «Sí, estoy muy contento por cómo me han acogido todos esta semana. Pero eso no basta a la hora de ganar un partido», avisa Nafti.

Redebuta ante la Balompédica Linense de Julio Cobos, el único equipo del grupo que no ha perdido esta temporada ante ningún conjunto extremeño. En la primera vuelta, de hecho, se impuso 2-0 a este Mérida de Nafti. «Llevan ocho partidos sin perder. pero también llevan un mes sin ganar. Según como se miren las cosas. Es un equipo que también tiene sus fallos», observa el técnico del Mérida, que ya les avisó en la previa: «Si yo fuera jugador del Linense, el sábado no dormiría tranquilo».

Porque sabe el técnico del Mérida que, independientemente del resultado final, su equipo regresará al orden, a la disciplina y a la intensidad que requieren este tipo de partidos. Y que todo eso junto ya es un mundo para lo que ha venido ofreciendo últimamente. «En el vestuario los chicos estaban tocados, pero en los entrenos he visto un grupo positivo, comprometido y con ganas de buscar soluciones. He hablado mucho con ellos, preguntas y respuestas, de dónde estamos, hacia dónde queremos ir. Y los chicos quieren salir de esta situación. Pero ahora es el momento de los hechos».

Y para ese momento ya avisó Nafti en la previa que se avecinan cambios, «en todas las líneas». Sólo no están los sancionados Javi Chino y Golobart (aparte del extremo mejicano Isaac Shehoah, que ha padecido un proceso gripal durante la semana y ha dejado su puesto en la convocatoria al juvenil Ramón Perdigón), así que puede pasarle cualquier cosa al 'once', incluido en la portería. ¿Jugará Álex Lázaro? ¿Regresará Iván Pérez al lateral derecho? ¿Aguza titular dos meses después? ¿Kike Pina o Santi Villa de lateral? ¿Uno o dos delanteros?... «Vamos a salir con más ímpetu aún que en mi primera etapa. Más ímpetu y durante más tiempo. Con dos días de entrenamiento no sé cómo está el equipo físicamente. Durante el partido tendremos indicaciones de eso».

Lo de menos, en definitiva, es el rival de esta tarde. Aunque se presentase una selección formada por jugadores de los cuatro primeros clasificados, el Mérida está obligado a ganar. No importa que el Linense llegue a cuatro puntos del playoff y encadene dos meses sin perder. No importa siquiera que no hayan entrado en la lista de Julio Cobos el guardameta Javi Montoya, el central Joe, el extremo José Ramón Lavado y el delantero Wilson Cuero. El Mérida de hoy es Nafti, once jugadores y una victoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos