El Mérida progresa muy adecuadamente

Javi Gómez regatea al guardameta para anotar el 2-0. :: J. M. Romero

«Salimos muy reforzados de este último partido», apunta Nafti tras mejorar aún más la imagen de hace quince días ante Las Palmas

F. G. MÉRIDA.

«Yo y mis chicos salimos reforzados de este partido». Y lo sabe muy bien Mehdi Nafti, porque la imagen de su equipo frente al Cartagena aplasta de una vez los fantasmas que merodearon al Mérida a principios de campeonato. No es ya la victoria ante uno de los mejores equipos del grupo, ni el pleno de triunfos este curso en el Romano, ni que se haya acercado a un punto de la fase de ascenso... es la sensación de mejoría y crecimiento del equipo: no concede ocasiones de gol, ha multiplicado su intensidad en todas las facetas del juego y comienzan a imponerse las aportaciones individuales de los futbolistas llamados a liderar el proyecto.

Álex Bernal se ha hecho con el control de todo y cada vez cuenta con más ayuda de Julio de Dios; Mustafá es la mejor chispa que pueda tener cualquier equipo de la categoría; la compenetración de Aguza con Chino está consolidada; Felipe Ramos confirma todo lo bueno que se habló de él en pretemporada; y Santi Villa está cosiendo él solo la escasez de plantilla. El 'once' de Nafti ya está totalmente definido, y solo la posición de Santi Villa decide las dos alternativas con las que se maneja.

El domingo pasado, Santi Villa volvió al lateral, por lo que los extremos los ocuparon Mustafá y Esparza. «La decisión de retrasar a Santi Villa al lateral ha sido exclusivamente por tema de experiencia. Sé que Kike Pina lo puede hacer muy bien, y también Selu, pero esta vez hemos tomado la decisión en función del rival, porque necesitábamos en esa posición un futbolista con muchos partidos de Segunda B en las piernas», lo explicó Nafti en la rueda de prensa posterior. A la buena noticia de la adaptación de Santi Villa a cualquier posición se le unió el domingo el gol de Javi Gómez, el partido de Julio de Dios y Chema Mato y la consolidación por completo de Javi Chino.

«Ante el Cartagena, más que nunca, he visto lo complicado que es hacernos una ocasión de gol», repasa el técnico del Mérida. «Es complicado sacarnos de nuestra posición dentro del terreno de jugo. Y estoy muy orgulloso de esto. Me da pena el gol final, aunque creo que la falta hubiera entrado aún con una barrera compuesta por jugadores de la NBA. Hemos merecido más que este 2-1, pero tampoco nos vamos a subir a las nubes por este resultado. A partir de aquí, humildad y trabajo, y a seguir creciendo. Pero estoy muy contento y súper orgulloso de mis jugadores».

Fue el del domingo, sin duda, el mejor partido del Mérida en lo que arrastramos de temporada. Asunto importante cuando ante Las Palmas Atlético, hace dos semanas, escribimos lo mismo. Y fue consciente de ello, y lo disfrutó por tanto, la afición. «No podemos ocultar la alegría, fue una tarde tremenda de fútbol, con el respaldo de la afición en cada momento. Yo la he disfrutado».

Ahora queda que esa solidez e imagen del equipo se traduzca en resultados en los partidos a domicilio, aunque el primer rival de este domingo sea otro de los candidatos al ascenso, como es el Real Murcia (domingo, Nueva Condomina, 18.00 horas). Eso... y que la plantilla toque madera para que no se reduzca aún más por las lesiones y/o sanciones.

Fotos

Vídeos