«El Melilla nos va a provocar muchas dificultades»

Ali Diakité protege el balón ante un jugador del Recre. :: J. V. Arnelas
Ali Diakité protege el balón ante un jugador del Recre. :: J. V. Arnelas

Ali Diakité, que jugó una temporada y media en el equipo melillense, avisa del peligro del rival de este domingo del Badajoz

JESÚS GARCÍA BADAJOZ.

El Melilla visitará el Nuevo Vivero el próximo domingo a las 12.00 horas. Un nuevo reto para los de Juan Marrero -que volverá a sentarse en el banquillo del CD Badajoz tras cumplir su sanción- ante uno de los mejores equipos del Grupo IV la temporada pasada. Un conjunto que conoce muy bien uno de los refuerzos blanquinegros de cara a esta campaña en Segunda B, el centrocampista Ali Diakité.

El costamarfileño estuvo una temporada y media en el equipo de la ciudad autónoma, por lo que tiene especiales ganas de que llegue el domingo y volver a ver a viejos amigos de su etapa melillense. «Tengo ganas de encontrarme con compañeros con los que he compartido vestuario tanto tiempo y eso será especial para mí, sobre todo gente como Mahanan, el capitán, que ha sido como un hermano para mí. Va a ser muy bonito», asegura el jugador del Badajoz.

Diakité también avisa que este Melilla ha cambiado mucho con respecto al de la temporada pasada, que acabó sexto, a cinco puntos de disputar los playoffs de ascenso. «Tienen un nuevo entrenador que quiere que jugar al toque, que le gusta sacar el balón jugado», cuenta. Además, el cuadro norteafricano es uno de los equipos que mejor se han reforzado del Grupo IV, con los fichajes de viejos conocidos del fútbol extremeño como el delantero Yacine y el centrocampista Boateng, que jugaron la temporada pasada en el Mérida y en el Extremadura respectivamente. Otra de las grandes bazas que tiene el Melilla a su favor es el portero Dani Barrio, quien para Diakité es «un portero de superior categoría, al menos de Segunda División».

Para el jugador del Badajoz, una de las claves para lograr la victoria ante un equipo complicado es la presión a sus centrocampistas. «Tenemos que morder y no parar de presionar. Ellos son un equipo que quieren tener la pelota, que tienen muchos centrocampistas con los que controlar el balón. Nosotros, y más en casa, tenemos que salir a morder y presionar, pero nos van a provocar muchas dificultades y problemas»», explica el costamarfileño.

Sobre los anteriores partidos, Diakité prefiere tirar de autocrítica. «Los 12 puntos que hemos perdido creo que los hemos perdido por nuestra culpa. Estamos controlando los partidos pero al final se nos escapa», admite el jugador, aunque también añade que las sensaciones que está dejando el equipo son buenas. «Desde que hemos empezado la liga no hay ningún equipo que nos haya hecho daño, lo único que nos falta es marcar nuestras ocasiones. Si dejamos las individualidades podemos sacar esto adelante», señala.

Diakité cree que la afición es uno de los puntos fuertes del Badajoz de cara a esta temporada en Segunda B. «Tenemos que darlo todo para que la gente se sienta orgullosa de sus jugadores. Si la afición sigue apoyando estoy seguro de que será clave. Estoy convencido de que será un gran año, solo hace falta una victoria para que nos dé confianza que espero que llegue este domingo», indica.

El centrocampista blanquinegro también está muy ilusionado con jugar en Badajoz, una ciudad que, para él, respira fútbol. «Es la primera vez que estoy en una ciudad en la que la gente vive tanto el fútbol, viene al campo, hay ambiente... No como en otras ciudades que van 500 personas al campo. Estoy muy contento, te dan ganas de hacer las cosas bien y trabajar el doble por los aficionados», sostiene Diakité.

El Badajoz también utilizará el partido ante el Melilla para concienciar a los asistentes al Nuevo Vivero sobre la esclerosis lateral amiotrófica, también conocida como ELA.

Fotos

Vídeos