El líder mide el empuje del Nuevo Vivero

El Badajoz, con Fran Morante recuperado de sus molestias, apela a su acierto para vencer al líder. :: J. V. A./
El Badajoz, con Fran Morante recuperado de sus molestias, apela a su acierto para vencer al líder. :: J. V. A.

El Badajoz apela a su pegada como local para superar los contratiempos y la fortaleza marbellí

J. P.

BADAJOZ. El líder se somete al test del Nuevo Vivero. El Badajoz ha convertido su estadio en su mejor salvoconducto hacia la salvación. El campeonato entra en su cuenta atrás y a diez jornadas del final le toca el turno al Marbella de calibrar el empuje y coraje del coliseo pacense. Los de Marrero sacan su mejor versión ante los suyos y la visita de un líder dolido además por la derrota de la ida se presenta como la gran prueba de fuego a su fiabilidad como local. «Tenemos que ofrecer nuestra mejor cara para ganar al líder. Confío en mi equipo luchador y generoso en el esfuerzo. Tenemos armas para hacer daño a cualquiera», sostiene el técnico blanquinegro.

El Badajoz pone a prueba su gran producción goleadora como local ante un líder que tiene en su fortaleza defensiva su mejor aval con un gol encajado en los últimos cinco partidos, una circunstancia que exigirá una mayor efectividad en la pegada. «Estar más enchufados es difícil, pero sí que tenemos que estar más acertados tanto en situaciones defensivas como ofensivas», avisa el técnico. De esta manera, Marrero resaltó el gran nivel del conjunto de la Costa del Sol. «El Marbella está haciendo todo bien. Está líder por méritos propios. Es un equipo bien trabajado y su portero les ha dado muchos puntos». Fernando Estévez, por su parte, también incide en la exigencia de rendir al máximo para puntuar en el Nuevo Vivero. «Tenemos que rozar nuestra mejor versión para sumar en Badajoz». En ese sentido, el técnico marbellí considera el partido de este domingo como «una de las salidas más complicadas».

La semana comenzó con susto por la lesión de Fran Morante en el Nuevo Arcángel, lo que dejaba a Marrero sin los cuatro defensas titulares que salieron frente al Córdoba B por las sanciones de Jesús Muñoz y Álex Herrera y la cláusula del miedo de Rafa Navarro. Pero el central cordobés se entrenó el jueves y estará en el once. Un día antes se había incorporado al trabajo de grupo Gabri Izquier. «Fran y Gabri llegan para el domingo. Esto no te obliga a reconvertir a nadie, pero te expones a la menor carga de trabajo y la exigencia del rival y la pesadez del campo por las lluvias», apunta Marrero. Así, el preparador valenciano formará una línea de cuatro con Chechu, Fran Morante, Manu Torres y Gabri Izquier.

En el Marbella son bajas por lesión Lolo Pavón, operado esta semana, Chus Hevia y Luis Rioja. «Pese a las lesiones no ha bajado su rendimiento. A lo mejor no estaba en las quinielas para estar tan arriba, pero sí para entrar en playoff porque están haciendo las cosas muy bien. Faltando diez jornadas ya no hay nadie que va de tapado», señala Marrero.

El Badajoz fue el primer equipo en derrotar al Marbella en su estadio en la ida con gol de Ruano, aunque Marrero no cree que suponga una motivación extra más especial que el intentar ganar para conservar el liderato. «Eso pasó ya hace mucho tiempo. Viene con la moral por las nubes porque es el líder». Una victoria se hace necesaria para impulsar a los pacenses, pues en esta jornada se enfrentan entre sí los seis últimos clasificados. Las victorias de Betis Deportivo y Lorca ante Córddoba B y Mérida este sábado comprimen aún más la lucha por la permanencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos