Javi Hervás le da oxígeno al Mérida

Hervás ante Verdú en un Espanyol-Córdoba de Copa en 2012. :: EFE/
Hervás ante Verdú en un Espanyol-Córdoba de Copa en 2012. :: EFE

El conjunto emeritense se refuerza con un mediocampista de corte ofensivo con experiencia en Primera y una larga trayectoria en Segunda A

F. G. MÉRIDA.

El Mérida ha decidido finalmente no aguardar al mercado de invierno y ha utilizado la ficha senior que tenía libre para reforzar su plantilla con un profesional en paro. Y qué profesional en paro: se trata del mediocentro Javier Hervás Salmoral (Córdoba, 1989), un futbolista que no ha bajado de la Segunda A desde que debutase con el Córdoba de Lucas Alcaraz en junio del 2011. Incluso jugó hasta nueve partidos con el Sevilla en Primera en la temporada 2012-13, año en el que también pisó el Romano por primera vez en el amistoso que enfrentó al Mérida, con motivo de los cien años de fútbol en la capital emeritense, con el conjunto entonces dirigido por Míchel (y que se llevaron los hispalenses por 0-3, anotando el nuevo jugador emeritense el segundo tanto de aquella noche de verano).

No es ni un central para sustituir a Josema ni un '5' para sustituir a Chema Mato. Es más bien un mediocampista creativo, que se encuentra más cómodo con balón para jugar y llegar que sin balón para contener. Su lugar en el sistema de Nafti será el de interior, como el de Juanlu Hens. Calidad le sobra para la categoría, de ahí que lo más urgente sea motivarle tras tantos años sin jugar en Segunda B y ponerle físicamente a tono lo antes posible para que compita desde ya.

Su último club fue el Mirandés, el curso pasado, con el que jugó 18 partidos (doce de ellos como titular) y con el que descendió a Segunda B. Tras formarse en el Montilla CF, Javi Hervás se hizo muy pronto un hueco en el panorama futbolístico español. Tras debutar en Segunda A con el Córdoba de Lucas Alcaraz, se convirtió en la revelación al año siguiente con Paco Jémez en el banquillo, lo que le valió el interés de muchos equipos de Primera, entre ellos el Real Madrid. Finalmente se lo llevó Monchi por 1,2 millones de euros al Sevilla, con el que debutó en Primera División. Pero la falta de continuidad en el club sevillano le condujo a dos cesiones consecutivas: el primer año al Hércules, con el que descendió a Segunda B, y al año siguiente al Sabadell, con el que volvió a consumar otro descenso de categoría.

Tras rescindir contrato con el Sevilla se marchó a jugar al Brisbane Roar australiano y al FK Zelejeznicar bosnio durante tres meses, antes de recalar en julio de 2016 en el Mirandés.

Su llegada al Romano la necesitaba el club y la necesitaba Nafti, que tras las salidas y las lesiones se había quedado tan solo con quince jugadores de campo en la plantilla (más los dos porteros y los dos juveniles). Este zurdo que llega hoy a la capital emeritense, con más perfil creativo que defensivo, le aumentará las variantes al técnico emeritense ante posibles sanciones (Julio de Dios ya cuenta con cuatro amarillas y está a una de la suspensión) o lesiones (Santi Villa se realizará hoy las pruebas, aunque todo apunta a que no sufre nada grave).

Fotos

Vídeos