SEGUNDA B

El grupo por encima de todas las cosas

Javi Gómez protege el balón ante un jugador bético. :: JUANJO ÚBEDA/
Javi Gómez protege el balón ante un jugador bético. :: JUANJO ÚBEDA

El vestuario del Mérida coincide a la hora de explicar su buen momento de resultados: la idea y el compromiso antes que las individualidades

F. G. MÉRIDA.

Un equipo puede ganar, empatar o perder. Puede tener éxito o no tenerlo. Jugar mejor o peor al fútbol. Tener días buenos o malos. Gustar más o gustar menos. Un equipo puede conseguir su objetivo... o no. Pero todos los equipos que acaban bien un curso suelen compartir una buena sintonía de vestuario. Y ahora mismo ese es el punto fuerte del equipo de Mehdi Nafti: la sintonía del grupo.

Cuando un entrenador, tanto en público como en privado, alaba la determinación de sus futbolistas es porque sus futbolistas han abrazado la idea del entrenador como suya. Y por eso hoy el Mérida, más que Felipe Ramos, Santi Villa, Álex Bernal, Mustafá o Paco Aguza, es el grupo. «Es lo mejor que tiene este Mérida. No puedo destacar a ninguno por encima de otro. Todos, los dieciocho, han rendido al 120 por ciento. Están agotados en el vestuario ahora mismo», compartió Mehdi Nafti nada más firmar el empate en feudo del Betis Deportivo el pasado domingo.

«He disfrutado viendo a mi equipo jugar y competir. A pesar de todos los problemas que tenemos, estoy súper orgulloso de ellos. Y se lo he dicho a todos. Kike Pina y Selu no saben aún lo que es la Segunda B, Hugo Díaz ha jugado en una posición que no es la suya, Musta ha trabajado defensivamente como nunca, Javi Gómez se ha pasado todo el partido fijando a los centrales, el trabajo de basculación del resto... No puedo pedirle más a mis chicos», subrayó el técnico del Mérida.

A la espera de las pruebas, Nafti y Santi Villa esperan que las molestias se queden en una sobrecarga

Para crear más ambiente el próximo domingo, el club regalará una entrada a los abonados totales

Es verdad que el Mérida no jugó bien en Sevilla, pero compitió como nunca lo había hecho hasta ahora, sobre todo tras la lesión de Santi Villa al cuarto de hora. La prensa sevillana le preguntó después a Mehdi Nafti si cree que la forma de jugar de los suyos genera afición al fútbol. «Juego con mis armas. No tengo la capacidad de sacar el balón desde atrás como la tiene el Betis. Y me encanta ver jugar al Betis, pero no me voy a suicidar con la plantilla que tengo», respondió el técnico emeritense.

Críticas béticas al juego duro

Luego tuvo que escuchar cómo José Juan Romero, el entrenador del filial verdiblanco, señalaba que «cuando se marcan números para hacer daño no me gusta. Las entradas a Rober pasaron ya en Mérida en pretemporada y han pasado hoy, deliberadas... también alguna que otra para Loren. Hubo entradas terribles y situaciones para expulsión o tarjetas amarillas, hasta sin balón. No comparto ese estilo. Es cierto que mucha gente se ampara en el otro fútbol, pero el Mérida tiene bastante más potencial, jugadores de mucho nivel y mucho presupuesto para optar a mucho más en fútbol. Hemos escuchado esas órdenes, me han indignado y así lo digo».

Tras seis partidos sin perder, y con la media inglesa (ganar en casa y empatar fuera) protagonizando los últimos metros del recorrido, el club emeritense se centra en agruparse aún más todavía. En el vestuario cruzan los dedos para que Santi Villa esté el domingo ante el Lorca Deportiva. «Sintió molestias en su abductor. Él tiene experiencia y espero que pidiese el cambio antes de que la lesión fuera a más», confía Nafti a la espera de las pruebas que diagnostiquen lo que tiene el jugador. Y en el club han decidido que, para ese partido (18.00 horas), cada abonado total pueda recoger una entrada gratuita para regalar y el abonado general tenga un descuento del 50 por ciento en taquilla.

Fotos

Vídeos