«Los futbolistas han acabado llorando en el vestuario»

El técnico romano, Medhi Nafti, se mostró muy satisfecho «sólo hay que ver las caras de la gente al final del partido para saber lo importante que era, los futbolistas han acabado llorando en el vestuario». Reconoció que «se han visto dos partidos distintos. Los cambios nos han dado el empaque y el entendimiento del juego para ganar». El técnico romano se autodenominó «culpable de su gol. Los chicos tenían órdenes de sacar jugado el balón, por lo que es responsabilidad únicamente mía, es lo que hemos trabajado durante la semana». Nafti ya sólo quiere «pensar en el UCAM. Con la tranquilidad de saber que estamos haciendo las cosas bien, la actitud y el compromiso de la gente son los correctos».

Manolo Herrero, por su parte, compareció triste en rueda de prensa. «Hemos iniciado bien el partido, dominábamos el juego porque lo teníamos controlado, pero tras la entrada de Golobart y Gómez nos han hecho daño en las situaciones de juego aéreo. Hemos llegado al final muy justos y ya se ha jugado muy poco». El preparador del Melilla vio al Mérida como «un equipo muy intenso, sin mucho juego, pero con empuje y con la afición se han venido arriba tras el gol del empate».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos