Franganillo: «Tenemos un patrimonio que es innegociable, es el mejor tesoro, nuestra afición»

Manuel Franganillo, presidente del Extremadura UD/HOY
Manuel Franganillo, presidente del Extremadura UD / HOY

El presidente del Extremadura UD repasa la temporada del equipo a unas horas de jugar la primera final para subir a Segunda A

EFE

El presidente del Extremadura UD, Manuel Franganillo, ha señalado que el club se encuentra «donde los sueños te llevaban a principios de la temporada», en la lucha por el ascenso.

En una entrevista concedida a EFE, confiesa que estas últimas horas antes del partido de ida de la eliminatoria final las vive «con expectación, con ilusión y con muchas ganas de que todo salga bien».

Su deseo es que Almendralejo se convierta este domingo «en una auténtica fiesta del fútbol».

Más información

Del Cartagena asegura que es, como el resto de los equipos que han disputado las eliminatorias, «uno de los grandes equipos».

Reconoce que le gusta como último rival, porque con el club murciano mantienen una «muy buena relación institucional».

A Franganillo le gustaría cerrar la eliminatoria por el ascenso en Almendralejo, pero sabe que eso es «muy complicado» y que lo normal es que se decida en Cartagena.

Sobre el hecho de que sea Juan Sabas el entrenador en este momento decisivo, un técnico al que rescindieron el contrato antes de iniciarse la temporada, admite que es una «paradoja».

En su opinión, es el resultado de una temporada que se inició con «unas ilusiones que eran máximas y con expectativas muy buenas», aunque ha atravesado baches, que en algunos momentos «se volvieron en nuestra contra», como fue cuando tuvieron que despedir a Rafael Martín Vázquez a falta de dos partidos para terminar la temporada.

En ese momento se vieron en la necesidad de recuperar a Sabas, porque pensaron que «su sueño se podía escapar».

Franganillo aclara que las decisiones que se toman en el club no suelen ser caprichosas y ha considerado que volver a contar con Sabas ha sido «un gesto de humildad» por parte del Extremadura.

También valora que el entrenador madrileño haya querido seguir confiando en el club.

«No es fácil tampoco la decisión que tomó Sabas de volver aquí», algo que ha servido, a su juicio, para mitigar el posible malentendido que podía haber, «la decisión se tomó prácticamente en cinco minutos».

A estas alturas, confiesa que se siente «muy orgulloso de haber podido llegar a esta final» y haber superado a dos rivales, como son el Fabril y el Mirandés.

Si se lograra el ascenso a la liga de fútbol profesional, Franganillo aclara que el club extremeño ya se ha venido preparando para ello, algo que agradece en buena medida al grupo inversor que llegó a finales de 2016, con el que «se dio un salto cuantitativo y cualitativo muy importante».

«Nos empezamos a preparar para un hipotético salto al fútbol profesional» con la incorporación de las nuevas tecnologías y la modernización de infraestructuras, apunta.

En este sentido, agradece especialmente el trabajo que hizo Luis Oliver antes de marcharse al Córdoba.

La situación económica ya no es un problema, aunque no logren el ascenso, ya que tras la fuerte inversión económica inicial, dependían en cierta medida de entrar en las eliminatorias por el ascenso, algo que se ha conseguido.

El presidente del Extremadura UD se compromete a intentar hacer «también un proyecto atractivo» si consiguen el ascenso.

Pase lo que pase en esta eliminatoria, se encuentra satisfecho y muy orgulloso de una afición, la de Almendralejo, que en las primeras horas de apertura de taquillas ha agotado todas las entradas puestas a la venta para los no abonados, con la venta de 5.800 el primer día.

«Tenemos un patrimonio que es innegociable, es el mejor tesoro, que es nuestra afición», subraya Franganillo.

Así lo han demostrado a lo largo de la temporada, no sólo en los partidos disputados en casa, donde ha habido una media de 7.000 asistentes a los encuentros, en una ciudad de 34.000 habitantes, sino también en los de fuera, por lo que «nos sentimos muy agradecidos».

«Es un hito social, no existe una masa social así con respecto al número de habitantes en ninguna parte de España», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos