Una final de dos direcciones

Nafti le pide a sus futbolistas que le dé motivos a la grada y a la grada que le dé aliento a sus futbolistas para salvar «un partido muy importante»

F. G. MÉRIDA.

«Nunca, en mis veinte años en el fútbol, he creído en el factor campo. Pero tengo que admitir que este año mis chicos sí necesitan de sus aficionados. No sé responderte si es psicológico o no, sólo sé que lo necesitan como el pan. Porque no es un lujo, para nosotros ha llegado a ser una necesidad». Y así, con este testimonio, Nafti declara el partido de esta tarde como el más importante que haya jugado su equipo en lo que se lleva de temporada. Para el vestuario. y también para la grada. «La clave para volver a ganar es que, uno: los chicos estén convencidos cuando salten al terreno de juego de que vamos a dar un gran rendimiento; y, dos, que noten el apoyo del aficionado desde el calentamiento. El aficionado necesita que el futbolista le dé, pero el futbolista también necesita que el aficionado le dé a él».

Sin Javi Gómez (sancionado), pero ya con Kike Pina (limpio de tarjetas), Nafti recupera variantes para reencontrarse con la victoria, mes y medio después, ante su gente. Con Kike Pina, ya puede decidir si Santi Villa se va al extremo o al interior. Y además tiene a su jugador más creativo, Álex Bernal, presto y dispuesto para jugar desde el inicio. «Ahora tengo opciones y tengo que aprovecharlas». Lo que menos lo preocupa es la baja del delantero titular en las últimas jornadas, Javi Gómez, «porque tengo tres. Si no juega uno, lo hará el otro. De eso se trata, de rendimiento. Uno lo hace bien, se queda en el equipo. Uno tiene un mal día, y sabe que hay dos apretando».

Y aunque el filial del Córdoba llegue en promoción de descenso, más le vale al Mérida mirarse el curso pasado para evitar confianzas: los verdiblancos fueron los únicos que le ganaron al Mérida tanto de local como visitante, frenándole en El Arcángel en su escalada hacia el playoff. Eso sí, la plantilla es casi totalmente nueva. «Tiene un modelo de juego muy interesante. No tiene miedo a equivocarse y el no tener miedo a perder les hace aún más peligrosos», rescata Nafti.

El Córdoba B llega sin uno de sus máximos goleadores, Álvaro Aguado, ni el lateral Víctor Mena, convocados ambos con el primer equipo, más las cinco bajas por lesión: Sillero, Arnau Mirambel, Ebwelle, Davir Moreno y Alberto García. «No sé lo que va a pasar. No puedo vender humo diciendo que vamos a ganar. Lo único que sé es que vamos a ver a dieciocho leones sobre el campo que van a dar la cara por el club y por el aficionado», sentencia Nafti.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos