Segunda B

El Extremadura se repone del susto

Kike Márquez celebra con mucho arte el primer gol del Extremadura UD ante el Córdoba B. :: j. m. romero/
Kike Márquez celebra con mucho arte el primer gol del Extremadura UD ante el Córdoba B. :: j. m. romero

Los goles de Kike Márquez y Willy le dan la primera victoria de la temporada al equipo de Izquierdo, que sufrió para doblegar al Córdoba B

RAÚL PEÑA

almendralejo. El Extremadura vence pese a las dudas, a que el equipo no se encontró cómodo del todo durante el encuentro -excepto en unos espectaculares primeros 15 minutos- y pese a que el Córdoba B le puso las cosas muy complicadas y a punto estuvo de amargar el estreno del nuevo Extremadura ante los suyos en el Francisco de la Hera.

2 EXTREMADURA

1 CÓRDOBA B

Extremadura UD
Manu García; Álex Díez, Borja, Aitor, Candelas; Pardo, Fran Miranda (Zarfino, m.46), Jairo, Kike Márquez (Valverde, m.76); Jesús Rubio y Airam Cabrera (Willy, m.53).
Córdoba B
Llamas; Alberto García, Kevin, Soler, Mena; Jordi Ortega, Álvaro Aguado (Andrés, m.84), Waldo Rubio, Sebas Moyano (David Moreno, m.54); Laro Setién (Hornero, m.63) y Sillero.
Goles
1-0: Kike Márquez, m.13; 1-1: Sillero, m.30; 2-1: Willy, m.70;
Árbitro
Bueno Prieto. Amonestó con amarilla a los locales Zarfino y Jairo; y a los visitantes Soler y Waldo Rubio.
Incidencias
Unos 4.000 espectadores en el Francisco de la Hera. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils.

Y si el conjunto de Agustín Izquierdo salió victorioso del envite ante el filial cordobesista fue en gran parte por culpa de Jesús Rubio. El mediapunta de Plasencia dio un recital a balón parado que después fue clave para salir victorioso. Y al placentino se sumaron Kike Márquez y el incombustible Willy. Márquez fue el que consiguió el primer tanto y Willy, bueno, qué decir de Willy.

El delantero de Torremejía partía en pretemporada como el delantero con menos opciones de salir de inicio. No lo hizo, pero a él no le importó. Salió en la segunda mitad y fue capaz de revivir a su equipo con un gol que da moral, tranquilidad, y tres puntos para empezar la temporada de la mejor manera posible.

Agustín Izquierdo apostó de inicio por un 4-2-3-1 con Fran Miranda de titular -estaba con molestias antes del encuentro- y con Jesús Rubio acompañando a Airam Cabrera. Y el inicio fue espectacular. El Extremadura llegaba, creaba oportunidades, y el gol parecía más cuestión de tiempo que de acierto. Y llegó lo que se veía venir. Un centro lateral exquisito de Jesús Rubio a balón parado llegó a la cabeza de Kike Márquez que, con sutileza, peinó el balón para marcar el primero de la tarde en el Francisco de la Hera, y el primero de la temporada para el equipo de Agustín Izquierdo.

El Extremadura disfrutaba del balón, del control del juego, de las ocasiones, pero su renta en el marcador no se veía incrementada. El partido yacía bajo los dominios del Extremadura hasta que, a la media hora de juego, llegó la jugada desafortunada para el conjunto azulgrana que cambió el partido.

Un mal despeje de Álex Díez, y un rechace acabó en los pies de Sillero. El joven delantero del filial cordobesista se plantó solo ante Manu García y, con mucha parsimonia y tranquilidad, batió al portero andaluz del Extremadura y puso el empate en el marcador. Vuelta a empezar para el Extremadura. El empate le castigo al conjunto de Izquierdo, que comenzó a sufrir demasiado.

El equipo no desatascaba el encuentro y la solución estaba en el banquillo. El entrenador del Extremadura le dio entrada a Willy, lo que resultó capital para el devenir del encuentro. El delantero de Torremejía aprovechó un centro medido de Jesús Rubio -tal y como sucedió en el primer tanto- para aparecer como un obús en el área pequeña de Llamas para cabecear a la red el balón y poner a los suyos de nuevo por delante. El ariete azulgrana celebró con rabia el tanto.

Y, como sucedió en la primera mitad tras el primer gol, el Extremadura perdió el control del partido. Para beneficio de los locales, no pasó como en el primer periodo y el Córdoba B no consiguió empatar, pero no fue por falta de ocasiones. El partido se convirtió en un correcalles. Estaba igual de cerca el 3-1 que el empate, y el Extremadura no supo bajar de revoluciones el partido y acabó sufriendo. Sufriendo porque el Córdoba B es un equipo joven, con poca veteranía, pero que tiene mucha calidad y sabe a lo que juega. A través del juego combinativo, los andaluces pusieron en serios aprietos a los azulgranas, pero no consiguieron batir a un Manu García que estuvo muy bien en la segunda mitad.

Por lo tanto, los tres puntos se quedaron en casa, y esta semana el Extremadura tiene que afinar para llegar lo mejor posible al encuentro ante el Lorca Deportiva.

Fotos

Vídeos