El Extremadura está en la final

El Extremadura está en la final

Los azulgranas eliminan al Mirandés gracias a los dos goles de Zarfino que certificaron la hazaña de los almendralejenses en Anduva

RAÚL PEÑA

Es una realidad. El Extremadura está en la final de la promoción de ascenso a Segunda División. Una auténtica barbaridad. Los azulgranas consiguieron hacer realidad la heróica y remontar la eliminatoria con dos goles de Giovanni Zarfino. El uruguayo ya ha pasado a la historia del Extremadura con sus dos tantos en Miranda de Ebro. El héroe de Anduva.

La realidad es que el Extremadura está en la final gracias a una segunda parte excelsa, con todos los jugadores rindiendo a un nivel altísimo, y con un Mirandés que acusó en exceso el tanto al borde del descanso de Zarfino. Porque antes, el Extremadura, en la primera media hora de juego, había sufrido de lo lindo para mantener su portería a cero. Y es que el conjunto de Pablo Alfaro salió mejor al terreno de juego, pero entonces el Extremadura supo sufrir, aguantar y mantener el partido en empate para, en la segunda mitad, acabar sometiendo a un Mirandés al que le dolió el primer tanto, pero que el segundo le hizo finalmente claudicar.

Así, el equipo de Juan Sabas es el primer equipo que accede a la final de todos los equipos aún inmersos en la liguilla de ascenso a la categoría de plata del fútbol español. Si el Cartagena pasa la eliminatoria ante el Celta B será el rival del Extremadura en la última ronda de la promoción de ascenso; pero si pasa el filial vigués, el rival de los azulgranas saldrá de las otras dos eliminatorias aún abiertas.

0 Mirandés

Limones; Paris, Israel Puerto, David Prieto, Kijera; Undabarrena (Pito Camacho, min. 67), Rúper, Fernando Llorente (Diego Peláez, min. 79), Yanis, Borja Sánchez (Igor Martínez, min. 53) y Cervero.

2 Extremadura

Manu García; Álex Díez, Pardo, Borja García, Aitor; Lomotey (Álex Barrera, min. 82), Zarfino; Jairo, Kike Márquez (Fran Miranda, min. 89), Willy (Valverde, min. 72) y Enric Gallego.

Goles
Zarfino, min. 45. 0-2: Zarfino, min. 79.
Árbitro
Carbajales Gómez. Amonestó con amarilla a los locales Prieto, Rúper y Borja Sánchez; y al visitante Manu García.
Incidencias
Estadio Municipal de Anduva. Unos 4.800 espectadores, 380 de ellos llegados desde Almendralejo.

Decíamos que el Extremadura comenzó el partido con dudas, sobre todo en fase defensiva, y con varios cambios en el 'once' inicial. Willy entró en punta de ataque para acompañar a Enric Gallego en detrimento de Valverde, Álex Díez volvió al lateral derecho con Aitor en el izquierdo, y Lomotey acompañó a Borja García en el centro de la zaga con Pardo como mediocentro. Pero como los de Sabas comenzaron a sufrir muchas pérdidas debidas a las indecisiones en defensa, pues el técnico del Extremadura tuvo que hacer un cambio sobre la marcha. Pardo pasó a la defensa y Lomotey al centro del campo. Ahí no acabó el sufrimiento azulgrana en los primeros minutos.

El cancerbero azulgrana, Manu García, mantuvo a su equipo en el partido con dos intervenciones fabulosas. La primera fue una palomita a mano cambiada al disparo de Fernando Llorente. El portero llegó en el momento justo cuando en Anduva ya se cantaba el gol. Ahí no acabó el agobio para el equipo almendralejense, ya que el Mirandés, con un Diego Cervero excelso a la cabeza, seguía apretando y provocando los errores azulgranas. Poco después Manu García tuvo que volver a intervenir en un disparo de Cervero centrado.

Pedro José, segundo técnico del Extremadura

Estos dos avisos espolearon a los de Juan Sabas, que querían deshacerse del dominio rival poco a poco. El problema es que los de Sabas no tiraban entre los tres palos, y Limones seguía casi inédito bajo palos. Y entonces, a menos de un minuto del descanso, Enric Gallego se inventó un tiro a la media vuelta que el cancerbero local tuvo que despejar a saque de esquina. Desde ahí la puso Kike Márquez rasa en una jugada de estrategia. Borja García remató desde el suelo, pero el disparo fue taponado y el rechace fue a Willy que tiró a puerta. Un defensa desvió el esférico para que Zarfino, completamente solo en el segundo palo, rematase a gol para llevar el delirio a los 350 valientes del Extremadura que se desplazaron hasta Anduva.

Y el gol le sentó fatal al Mirandés, que no pudo salir peor de vestuarios. El Extremadura se hizo con el esférico, y comenzó a perdonar una ocasión tras otra. Como ya les pasase a los locales en la primera mitad, el equipo de Sabas no aprovechaba sus oportunidades para poner tierra de por medio y llevar la tranquilidad a la parroquia azulgrana. Los minutos pasaban, la ventaja era mínima y la prórroga se divisaba en el horizonte.

Entonces agarró el esférico Kike Márquez en una jugada a balón parado cerca del córner. Puso el balón con mucha tensión al área y allí, de nuevo, para erigirse como el héroe del Extremadura en la tarde del 9 de junio, llegó Zarfino para meter el pie y mandar el esférico al fondo de las mallas de la meta defendida por Limones.

El partido y la eliminatoria estaban casi finiquitados a favor de los azulgranas. El Mirandés lo intentó con más corazón que cabeza, pero no fue capaz de crear el peligro suficiente para hacerle daño a los azulgranas. Tan sólo un gol anulado a Yanis por fuera de juego a cinco minutos del final puso en aprietos a los almendralejenses, que tuvieron tiempo para saborear tranquilamente la victoria y el pase a la siguiente ronda.

Tras terminar el choque, la plantilla, el cuerpo técnico y la directiva celebró por todo lo alto con la afición desplazada esta victoria que ya está escrita en los libros de historia del Extremadura UD. Una victoria que permite que el sueño azulgrana siga vivo. Sigan soñando.

La previa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos