El Extremadura se da un festín en el derbi

Más de 9.000 aficionados esperaban la salida de los almendralejenses y emeritenses. :: J. M. Romero/
Más de 9.000 aficionados esperaban la salida de los almendralejenses y emeritenses. :: J. M. Romero

Los azulgranas fueron claramente superiores a un Mérida que apenas inquietó la meta local en un partido intenso y desequilibrado

RAÚL PEÑA ALMENDRALEJO.

El Extremadura consiguió una victoria sin paliativos en el derbi ante el Mérida. Los azulgranas fueron superiores a los romanos durante los 90 minutos y consiguieron una victoria muy holgada que le permite ascender hasta la segunda posición. Un triunfo incontestable el de los de Almendralejo gracias a un genial Kike Márquez ante un inoperante Mérida, que ni siquiera creó peligro en la meta de Manu García.

3 EXTREMADURA

0 MÉRIDA

Extremadura
Manu García; Álex Diez, Pardo, Borja García, Candelas (Aitor, min. 68); Fran Miranda, Álex Barrera (Zarfino, min. 58); Jairo, Kike Márquez (Airam Cabrera, min. 75), Valverde y Willy.
Mérida
Felipe Ramos; Iván Pérez, Diana, Aguza, Santi Villa; Javi Chino, Julio de Dios (Álex Bernal, min. 68), Javi Hervás (Hugo Díaz, min. 56); Mustafá, Kiu (Esparza, min.78) y Javi Gómez.
Goles
1-0: Borja García, min. 51. 2-0: Kike Márquez, min. 65. 3-0: Airam Cabrera, min. 77.
Árbitro
Alberola Rojas. Amonestó a los locales Borja García y Candelas; y a los visitantes, Javi Hervás, Javi Gómez y Julio de Dios. Expulsó del banquillo al entrenador local, Manolo Ruiz.
Incidencias
Estadio Francisco de la Hera. Unos 9.100 espectadores, 1.000 de ellos llegados de Mérida.

El comienzo del partido fue eléctrico. El cartel del encuentro era espectacular. El derbi había levantado gran expectación entre ambas aficiones, y lo que se vio después del pitido inicial no defraudó. Hubo mucha intensidad, ocasiones, piques y emoción. Sólo faltaron los goles en los primeros 45 minutos para que el encuentro hubiese tenido de todo. Los primeros minutos sin duda fueron para los azulgranas.

Más

El conjunto de Manolo Ruiz salió mucho más intenso que el Mérida al partido, y eso se plamó en el terreno de juego. Gracias a un Jairo muy vertical y bajo la batuta de Kike Márquez, el Extremadura encerró al conjunto romano y comenzó a atacar. La banda izquierda del ataque azulgrana era un filón para los de Manolo Ruiz, y Jairo lo aprovechó.

El Extremadura superó al Mérida con tres tantos en la segunda mitad gracias a un gran Kike Márquez

El conjunto almendralejense volcó todo su ataque por esa banda e Iván Pérez sufrió de lo lindo. El lateral derecho del Mérida fue superado una y otra vez, y comenzaron a llegar las ocasiones locales. Willy tuvo dos muy claras antes del cuarto de hora, pero primero su cabezazo y después su remate en semi volea se fueron fuera. Estas dos ocasiones no despertaron al Mérida, pero sí espolearon al Extremadura, que lo siguió intentando. Presionó muy bien la salida de balón visitante y eso hizo que el Mérida tuviese que buscar el juego directo hacia Javi Gómez. No le salió la jugada a los de Nafti, y el Extremadura se hizo con el control del juego.

Pese a la superioridad, el Extremadura no abría la lata, y el Mérida tuvo sus opciones a balón parado. A través de esta vía, los romanos intentaron hacerles daño a los locales, pero Manu García no sufrió en exceso. A raíz de la igualdad en el terreno de juego, el partido entró en pause a raíz de varias tanganas entre jugadores de los dos equipos. Saltaron chispas en el verde y el colegiado intentó poner paz a través de las amonestaciones.

Valverde se marcha de Kiu ante la mirada de Pardo
Valverde se marcha de Kiu ante la mirada de Pardo / J.M.R

En la fase final de la primera mitad, el Extremadura volvió a apretar en busca de su primer gol y encerró en su campo al Mérida. Lo intentaron los de Manolo Ruiz, pero no tuvieron suerte de cara al gol y el empate se mantuvo hasta el descanso.

En la segunda mitad el Extremadura fue un ciclón. El Mérida, tras el gol de Borja García, se quedó sin argumentos y sin respuesta, y la goleada, que se veía venir, se hizo efectiva.

El conjunto azulgrana saltó mucho mejor que el romano tras el descanso y eso inclinó la balanza a favor de los locales.

El Mérida apenas inquietó a Manu García y recibió un serio correctivo en el derbi extremeño

A balón parado abrió la lata el Extremadura. Kike Marquez puso tocadita la pelota al corazón del área, donde apareció como una exhalación Borja García para rematar perfectamente la bola y alojar el esférico en la red de la portería defendida por Felipe Ramos.

El central del Extremadura inauguraba el marcador y abría el tarro de las esencias del conjunto azulgrana. A partir de ese momento, el partido tuvo sólo un color, el azulgrana.

Fueron tres goles, pero pudieron ser más. No fue por ganas, porque el Extremadura apretó hasta el último momento y el Mérida sufrió en exceso atrás.

Con la ventaja en el marcador, el Extremadura fue a por más y de nuevo lo encontró a balón parado. La falta era casi idéntica a la del primer tanto, pero esta vez Kike Márquez se inventó una genialidad. El de Sanlúcar de Barrameda puso el balón sobre el césped y no se lo pensó dos veces. Cuando todo el mundo esperaba un centro al área, Kike Márquez disparó con potencia directamente a puerta para marcar el segundo y poner patas arriba el Francisco de la Hera. Golazo para poner distancia en el electrónico y darle una nueva alegría a su afición. De nuevo Kike Márquez, que sigue creciendo como futbolista del Extremadura, fue vital para que su equipo se llevara la victoria en el derbi.

Aún quedaba una nueva genialidad para marcar el tercer tanto. Carlos Valverde recibió en el área un pase de Willy, y le dio un taconazo espléndido a Airam Cabrera para dejarlo mano a mano con Felipe Ramos. El ariete canario no falló y marcó el tercero para cerrar la goleada y demostrar la superioridad azulgrana en el derbi ante el Mérida en el Francisco de la Hera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos