El Extremadura espera mejorar su imagen fuera de casa ante el Écija

RAÚL PEÑA ALMENDRALEJO.

«Somos conscientes de que fuera de casa tenemos que mejorar nuestras prestaciones, y creo que es un partido para demostrar de verdad que somos capaces de hacer las cosas bien fuera de casa». De esta forma el entrenador del Extremadura, Agustín Izquierdo, explica a las mil maravillas lo que necesita su equipo en el partido ante el Écija de mañana. Primero, conseguir la primera victoria lejos del Francisco de la Hera esta temporada; y segundo, mejorar la imagen del equipo fuera de casa -aunque ante la Balona el Extremadura mejoró con respecto al encuentro de Lorca-.

Además, los almendralejenses saben que el encuentro va a ser duro. El Écija es el líder y revelación de lo que llevamos de campeonato por méritos propios, y ya ha conseguido ganarle a 'gallitos' del grupo como el Real Murcia o la Balompédica Linense. Por ello, Izquierdo espera que sus jugadores lo den todo para conseguir los tres puntos, en lo que para él es un encuentro de los que gusta jugar: «Es un partido atractivo, bonito, y un viaje cercano para que puedan acercarse nuestros aficionados. Un partido muy bonito para jugar».

Lo negativo para el Extremadura está en el capítulo de bajas. Kike Márquez entrará en la convocatoria tras superar su lesión, pero los almendralejenses acumulan hasta cuatro lesionados. A Jesús Rubio y Álex Barrera se han sumado esta semana el mediocentro Airam Benito y el cancerbero Manu García. «Airam (Benito) tiene molestias, veremos a ver si llega. El tema de Manu es que también tiene problemillas. Vamos a ser prudentes para ver si podemos recuperar a alguno», declaraba el técnico azulgrana.

De momento, ninguno de los dos futbolistas se ejercitó ayer junto a sus compañeros en la sesión de entrenamiento, por lo que habrá que ver si alguno finalmente llega para estar en la convocatoria de Agustín Izquierdo para el partido ante el Écija.

Fotos

Vídeos