El Extremadura se desmorona

Álex Barrera se lamenta por una ocasión fallada en el partido de ayer ante el Linense. :: j. m. romero/
Álex Barrera se lamenta por una ocasión fallada en el partido de ayer ante el Linense. :: j. m. romero

La expulsión de Pardo y los goles de Sergio Molina y Juampe lastran al conjunto azulgrana, que vuelve a perder en el Francisco de la Hera

RAÚL PEÑA ALMENDRALEJO.

Como ya pasó hace 15 días ante el Lorca Deportiva, el Extremadura perdió en casa de nuevo ante la Balona. Además, suma tres partidos seguidos sin ganar y ve cómo el Cartagena ya se ha escapado a seis puntos y que el Marbella le ha adelantado en la tabla. Con uno menos desde el minuto 28 por la expulsión de Pardo (propiciada por un error de Nico Delmonte en la salida de balón), el Extremadura volvió a perder ante una Balompédica Linense que es un equipazo de autor. El entrenador extremeño Julio Cobos ha conseguido armar un equipo compacto, con las ideas muy claras, que ayer le amargó la tarde al Extremadura y a todo el Francisco de la Hera.

0 EXTREMADURA

2 LINENSE

Extremadura
Manu García; Aitor, Pardo, Nico Delmonte, Candelas; Zarfino, Álex Barrera (Airam Benito, min. 68); Jairo (Jose García, min. 57), Valverde (Álex Díez, min. 32), Kike Márquez y Willy.
Linense
Montoya; Sergio Rodríguez, Joe, Mario Gómez, Madrigal (Juanmi, min. 67); Chico (Mario Abenza, min. 73), Sana (Sergio Molina, min. 58); Gato, Juampe, Elías Pérez y Wilson Cuero.
Goles
0-1: Sergio Molina, min. 66. 0-2: Juampe, min. 90.
Árbitro
Vázquez González. Expulsó con roja directa en el minuto 28 a Pardo. Amonestó con amarilla a los locales Álex Barrera y Kike Márquez; y a los visitantes Sana, Madrigal, Juampe y Juanmi.
Incidencias
Estadio Francisco de la Hera. Unos 5.200 espectadores.

La tarjeta roja a Pardo, el golazo exquisito de Sergio Molina y la inoperancia del Extremadura -propiciada por la inferioridad azulgrana- hicieron que el conjunto dirigido por Manolo Ruiz se fuese de nuevo de vacío de su feudo.

Eso sí, el Extremadura comenzó mejor el partido que su rival. Con las ideas muy claras, el conjunto de Manolo Ruiz buscaba una y otra vez la velocidad de Valverde y de Jairo por banda. Ahí la Balona sufría, y empezaron a llegar los acercamientos peligrosos de los locales. La más clara en el inicio del partido fue para Willy, pero el delantero de Torremejía no llegó por centímetros al pase de la muerte de Carlos Valverde. Tan sólo un minuto después, de nuevo Willy la tuvo, esta vez de cabeza, pero su testarazo se fue demasiado cruzado.

Tras estas dos ocasiones el partido se igualó. La Balona supo frenar el ímpetu del Extremadura y comenzó a acumular posesión de balón. Una posesión inocua, pues Manu García apenas sufría las acometidas del rival. Los minutos pasaban y el Extremadura era incapaz de perforar la meta rival, hasta que llegó la expulsión de Pardo. Una tarjeta roja más que justa, pues el central azulgrana derribo a Wilson Cuero cuando era el último defensa entre el delantero de la Balona y Manu García.

Tan sólo dos minutos después de que Pardo se fuese a la caseta, el equipo visitante tuvo la más clara de la primera mitad. Wilson Cuero regateó a Manu García y disparó a puerta, pero Nico Delmonte llegó muy bien al corte y sacó el esférico sobre la línea de gol.

Estas dos situaciones despertaron al Extremadura que, pese a estar con uno menos sobre el terreno de juego, tiró de casta y tuvo varias ocasiones para inaugurar el marcador antes del descanso. La más clara fue para Álex Barrera, pero su disparo de media chilena desde la frontal del área pequeña lo mandó Montoya a saque de esquina con una preciosa parada. El descanso llegó cuando el Extremadura estaba en su mejor momento del partido, llegando con asiduidad a campo contrario y creando ocasiones con las llegadas de los dos laterales a zona de ataque.

El descanso le sentó mal a los azulgranas que, aunque salieron bien de vestuarios, comenzaron a bajar el nivel. Además, Julio Cobos movió ficha e introdujo un cambio ofensivo que sería determinante en el devenir del partido. Sergio Molina -que regresaba tras superar una lesión- entró por Sana y le dio más pausa y calidad al ataque de la Balona, que comenzó a querer hacerse con las riendas del encuentro.

En cambio, el Extremadura tenía la rémora de la expulsión de Pardo y no sabía si ir a presionar arriba o esperar en su campo e intentar tener una ocasión a la contra que le diese los tres puntos. Los dos porteros estaban casi inéditos en la segunda parte y el partido se podía romper en cualquier acción. Y así fue. A los 20 minutos de la segunda mitad, y tras una serie de despejes mal ejecutados y de rebotes, el cuero le cayó dentro del área a Juampe. El extremo de la Balona levantó la cabeza y le cedió el esférico de cara a Sergio Molina. El mediapunta miró a la portería y puso el esférico donde es imposible alcanzarlo: en la escuadra. Golazo y jarro de agua fría para el Extremadura.

Los azulgranas intentaron contestar al tanto de Molina, sobre todo por medio de Kike Márquez, pero no fueron capaces. El jugador de Sanlúcar de Barrameda tuvo un par de ocasiones, pero su cabezazo y su disparo de falta los sacó con dos buenas paradas Montoya.

El final del encuentro fue un quiero y no puedo del Extremadura, que no era capaz de romper la zaga linense. Tanto ir al ataque en busca del empate propició el segundo tanto. Con el tiempo ya cumplido, Wilson Cuero bregó para llevarse el cuero en el círculo central. Condujo el balón hasta el área, esperó la llegada de Juampe y le cedió la bola para que marcase a placer y certificase la victoria de su equipo en el Francisco de la Hera.

Con esta derrota el Extremadura cae a la tercera posición y se queda a seis puntos del Cartagena, que es el líder del Grupo IV. Además, el equipo de Manolo Ruiz aventaja en tres puntos al séptimo clasificado, el UCAM Murcia, por lo que es imprescindible conseguir la victoria en San Fernando para seguir encaramado a los puestos altos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos