El equipo que emocionó a su entrenador

Nafti, entrenador del Mérida, satisfecho con sus pupilos. :: hoy/
Nafti, entrenador del Mérida, satisfecho con sus pupilos. :: hoy

Nafti pregonó el orgullo por sus jugadores y ayudantes tras un triunfo en Melilla rodeado de condicionantes

REDACCIÓN

«Aunque parezca que se trata solo de un partido de Liga, que lo es (por cierto), yo me he emocionado mucho durante los 95 minutos viendo a mis chicos partirse la cara, mantener el bloque y el orden... Chapó por ellos». Palabra de Mehdi Nafti, segundos después de que su equipo consiguiera la primera victoria de la temporada a domicilio en una de las canchas más inexpugnable del grupo. Y con varios hándicaps coloreando la hazaña: tres titulares lesionados, dos titulares sancionados, Paco Aguza jugando al 30%, Kiu al 70%, Esnáider sin ritmo de partidos, Kike Pina con dolores en el hombro, Javi Gómez participando muy lesionado, juveniles en el banquillo... «Les doy las gracias a mis jugadores y a mi cuerpo técnico porque estábamos en una situación muy extrema».

El Mérida, en pleno 'tourmalet' del calendario, se sitúa (aunque décimo clasificado) a dos puntos del playoff, a cuatro del segundo y a cinco del líder Cartagena. De hecho, entre el líder y el decimocuarto, que es el Villanovense, solo existen seis puntos de distancia, lo que refuerza la igualdad existente en este grupo IV. Traducido significa que se puede perder en casa con el colista y ganar luego en campos como el del Melilla. Y no solo fue la victoria, también las sensaciones.

«Como sabía que el Melilla había ganado esta temporada en toque de balón, tanto en la iniciación del juego como en la creación, la idea era estar arropados, porque a nosotros nos cuesta fuera de casa llegar a área contraria. Y habíamos tomado la decisión de ir a apretar arriba y que, cuando ellos estuvieran en situaciones de ataque elaborado en nuestro campo, estar preparados para una posible contra». Y así se gestó el buen partido del Mérida, que anuló al Melilla en muchos momentos del encuentro. «Los diez minutos del descanso nos pasaron factura porque nos costó meternos de nuevo en el partido en la reanudación. Pero salvo ese tramo, hicimos un muy buen partido», continuaba el técnico del Mérida.

«Les doy las gracias a mis jugadores y mis ayudantes porque estábamos en una situación extrema» Mehdi Nafti | Entrenador del Mérida

«Las estadísticas están para romperlas. Pero a los equipos les va a costar sacar de Melilla algo positivo. Yo al descanso ya tenía a los chicos muy tocados porque el Melilla es un rival que te exige a nivel de bloque, de intensidad, de agresividad... En los últimos minutos, por ejemplo, hemos jugado con la lengua fuera y más corazón que cabeza. Pero, en líneas generales, al equipo es para darle un diez», resume Nafti, que para recibir el próximo domingo al UCAM Murcia en el Romano (17.00 horas) recupera a los sancionados Julio de Dios y Hugo Díaz. Y espera la mejoría física de todos los que el domingo jugaron mermados en el Álvarez Claro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos