El Badajoz sigue con su casting de porteros

Pol Ballesté. :: C. MORENO/
Pol Ballesté. :: C. MORENO

Esta semana se entrena a prueba un meta polaco, mientras que Pol Ballesté pasa hoy otra revisión y en tres semanas podría volver

J. P. BADAJOZ.

El temporal de frío podría dejar un portero polaco en Badajoz. No es el primero que está a prueba desde la lesión de Pol Ballesté. Ya han pasado tres -se han ofrecido seis-, pero esta semana le toca a este guardameta sub-23 que ha jugado en la Primera polaca. El club blanquinegro sostiene que no tiene nada decidido aún sobre la posible incorporación de un portero y que está difícil, además de costoso económicamente, hacer una ficha profesional para dos meses y medio. En el Nuevo Vivero confían en Fernando (22 años), que ha respondido con buenas actuaciones, y el canterano Alberto.

Pol sufrió una lesión en el recto anterior del cuádriceps justo antes del descanso frente al UCAM Murcia hace tres jornadas. En principio, su periodo de recuperación sería de seis semanas, por lo que le quedarían otras tres para volver. Este mismo viernes le volverán a realizar una ecografía para comprobar cómo evoluciona su lesión. El meta barcelonés sigue las pautas de su recuperador y va cumpliendo los plazos previstos para reaparecer.

La mala suerte ha perseguido al Badajoz con los porteros. Cinco ha llegado a tener (Néstor, Fernando, Isi, Rober Jara y Pol) y ahora sólo dispone de uno en plenas condiciones en la primera plantilla. Mientras el Badajoz resuelve este rompecabezas de su portería, Néstor Díaz sigue entrenándose, y a gran nivel, con el equipo a las órdenes de Juan Marrero. El ex del Celta se quedó sin ficha para facilitar el alta de Javi Pérez y no ha encontrado equipo en el mercado de invierno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos