El Badajoz da un paso atrás

Manu Torres, Rafa García y Salazar tratan de impedir el avance de los jugadores del Jumilla. :: LA VERDAD/
Manu Torres, Rafa García y Salazar tratan de impedir el avance de los jugadores del Jumilla. :: LA VERDAD

«Hay jugadores que tienen que aportar esa presencia física porque para eso se les pone», señalaba Juan Marrero

J. P. BADAJOZ.

El Badajoz había engrasado la máquina, pero la gasolina no le llegó para meter la sexta. Justo en el momento más oportuno para coger velocidad y dejar descolgados a los que vienen por detrás. La derrota le devuelve a la casilla de promoción por la permanencia. El equipo blanquinegro careció de ese ímpetu, coraje e intensidad que le ha caracterizado en partidos anteriores. Lo reconocía el propio Juan Marrero en rueda de prensa, en la que no se mostró del todo satisfecho con el rendimiento de los suyos. «Ha faltado contundencia, incluso hay jugadores que tienen que aportar esa presencia física porque para eso se les pone. Sobre todo tener más hambre en las opciones que hemos tenido porque eran claras. Si no sacas la calidad y le das esa importancia como si fuera la última ocasión, pues pasa lo que pasa».

El técnico valenciano no se escudó en las seis bajas que llevaba el Badajoz para afrontar la importante cita de Jumilla. «Me preocupa más los que han jugado y los que han salido porque tienen que aumentar un poquito más ese aspecto del juego que es la contundencia, el contacto y la presencia física. Quizás ahí tenemos que subir un peldaño más, sobre todo gente más veterana», señaló en alusión a que esperaba que algunos futbolistas dieran un paso al frente. En ese sentido, Marrero echó de menos que su equipo tirase de los galones de la experiencia sobre el terreno de juego. «La pelota no se podía circular y en ese aspecto no hemos estado a la altura. En el juego aéreo y los balones divididos creo que la gente veterana debía haber dado un punto más porque con el aire a favor teníamos que haber tenido más opciones en córners y faltas».

Tampoco encontró soluciones ni el revulsivo esperado con los cambios para darle la vuelta al partido. «En casi toda la segunda parte no hemos tenido esa peligrosidad de otras veces. Cuando no hay acierto o van las cosas mal el banquillo tiene que salir y solucionar la papeleta». Una constante que, por otra parte, se repite en cada encuentro, salvo en la primera jornada con la entrada de Sergio Martín, que comenzó el partido como suplente y marcó el gol que dio el empate al Badajoz ante el Linares.

Marrero consideró clave la mejor lectura que hizo su rival para llevarse los tres puntos. «El Jumilla ha tenido más presencia física para marcar la diferencia en jugadas a balón parado». A pesar de la floja actuación del Badajoz, el preparador blanquinegro precisaba que su equipo pudo cambiar el rumbo del encuentro. «Nosotros hemos tenido sobre todo en los primeros 25 minutos opciones, pero no hemos estado acertados. En la segunda parte entre el viento y muchos parones no ha habido apenas ritmo ni partido».

En cuanto al calendario exigente que se avecina para el Badajoz con la visita del colíder Cartagena al Nuevo Vivero y las salidas seguidas a Murcia y al campo del primer clasificado Extremadura, Marrero no se arruga y confía en sumar puntos. «Son rivales muy complicados. Pero se ha demostrado que aquí nadie es muy superior a nadie. Cualquiera puede ganar a cualquiera, por eso hay tanta igualdad y nosotros en nuestro campo y con nuestro público podemos ganar a cualquier rival».

Fotos

Vídeos