El Badajoz, a disfrazar su Nuevo Vivero de fortaleza

Homenaje al pequeño Víctor en el Badajoz-El Ejido. :: c. moreno/
Homenaje al pequeño Víctor en el Badajoz-El Ejido. :: c. moreno

Los blanquinegros muestran su mejor cara en un feudo en el que no son doblegados desde el 17 de septiembre, una racha que no quieren ver cortada hoy ante UCAM

MARCO A. RODRÍGUEZ

badajoz. Con elástica para la ocasión, el Badajoz quiere homenajear su fiesta más popular con otra sobre el césped de un Nuevo Vivero que recientemente se ha vuelto inaccesible al adversario. Los blanquinegros no pierden en su coliseo desde el 17 de septiembre, cuando el Melilla se llevó el triunfo con un 0-2 que confirmaba el mal inicio de temporada local, con dos empates caseros y una derrota a domicilio. Ahora las cosas han cambiado. Tanto que el Badajoz ha convertido su estadio en una auténtica fortaleza, la visite quien la visite. Esta tarde (17.00 horas), en jornada adelantada por el carnaval, llama a sus puertas un peligroso UCAM Murcia, conjunto con contrastada calidad y llamado a ocupar las tres mejores posiciones a final del curso. Marrero avisa del potencial murciano, con futbolistas de superior categoría en algunos casos, ante el que no se puede cometer ningún error como premisa hacia la continuidad de la racha.

Desde la igualada (0-0) frente al Cartagena del 19 de noviembre, el inquilino del Nuevo Vivero ha avasallado el electrónico con un 4-1 al Betis, un 3-0 al Écija y un 3-0 a El Ejido. No es mal parcial, aunque el técnico valenciano es consciente del potencial del rival de este sábado. «Ellos se han reforzado con siete u ocho jugadores, todos o casi todos de un nivel espectacular, con gente que ha jugado en Segunda A, muy contrastados, antes ya tenían una plantilla excelente, de las mejores. Podemos ganarles, esa es la mentalidad que vamos a poner en liza, pero sabiendo que nos enfrentamos a un gran equipo cuyo objetivo es quedar campeón y ante el que no podemos cometer un solo error. Si cometemos errores, ellos con su calidad se llevarán el partido».

Juan Marrero, como cada viernes, subraya el factor diferencial que acompaña cada dos jornadas al Badajoz. «No llegamos en el mejor momento, pero sí en un momento en que jugamos en nuestra casa contra un rival muy difícil pero delante de nuestra afición y eso es un factor que pocos equipos tienen. La gran afición que tiene el Badajoz te ayuda a sobreponerte a esas diferencias que puede haber, te empuja y da oxígeno. Tenemos que utilizar esa arma en favor nuestro y mostrar nuestra cara de sacrificio y pundonor, además de la calidad necesaria para ganar. Podemos competir contra cualquiera. Es una gran oportunidad para dar un paso más y vamos a intentar dar una alegría a la afición».

Además del buen momento demostrado con el empate en Melilla, la enfermería aparece más despejada que nunca, con Chechu y Joaqui Flores regresando al trabajo semanal. Recupera además el Badajoz al ariete Álex Rubio, que se perdió el choque de Melilla al cumplir ciclo. Importante retorno pues no hay muchos delanteros específicos. El UCAM de Campos echará de menos a su máximo goleador Marc Fernández (con 7 dianas), sancionado con un partido y viaja con dos chicos del filial, Ismael y Johan. Se lo pierde también el lesionado Germán Pareño (portero) y el lateral Góngora. Cuanto más les eche de menos, mejor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos