Hoy

segunda b

El Villanovense vuelve a volar alto

Carlos Valverde lleva cuatro goles esta temporada. :: e. d.
Carlos Valverde lleva cuatro goles esta temporada. :: e. d.
  • Con 49 puntos, los serones afrontan los últimos nueve partidos desde la tercera plaza y con enfrentamientos directos por la liguilla

villanueva de la serena. El Villanovense ha comprado ya su billete para empezar a volar alto en los nueve partidos que restan hasta el final de temporada. Desde la tercera plaza, los serones cuentan con licencia para soñar y no quieren dejar escapar la posibilidad de volver a jugar la liguilla de ascenso dos años después de hacer historia en San Mamés.

Tras una racha gris, el Villanovense vuelve a sonreír después de cinco jornadas sin conocer la derrota con tres victorias y dos empates. Sin embargo, tras despegar llega ahora la zona de turbulencias en el vuelo serón. El plan de vuelo les lleva ahora a enfrentamientos directos para que el viaje llegue a buen puerto.

La primera escala será en Mérida, en un duelo fratricida entre los dos extremeños que pelean por meterse entre los cuatro primeros. Con tres puntos de diferencia entre ambos, el partido puede ser decisivo para los dos. Los jugadores serones tienen en mente que dependen de ellos mismos para acabar arriba y visualizan cada partido como si fuera una final.

No obstante, de los nueve partidos que restan, cuatro son ante rivales directos como son La Hoya y Cartagena, en casa; y Mérida, Melilla y Marbella, fuera. «Es difícil y cada semana va a ser más difícil, está todo muy igualado, tanto por arriba como por abajo, ellos también se juegan muchísimo y cada partido que nos queda va a ser una final y cada victoria que consigamos será un pasito más». Eran las palabras de Carlos Valverde, autor del gol que dio la última victoria ante La Roda.

Y es que, en el plan de vuelo aparecen también rivales como Jaén o Atlético Sanluqueño, que se medirán al Villanovense en la penúltima y última jornada respectivamente, y que posiblemente lleguen a ese tramo final apurando sus opciones de salir del descenso. Con lo cual, no queda rival fácil ni pequeño en el horizonte del Villanovense.

El equipo tiene hoy jornada de descanso y volverá mañana al trabajo para preparar el derbi ante el Mérida del próximo domingo.