Hoy

SEGUNDA B

El equipo del momento

Los futbolistas del Mérida celebran un gol al Lorca. :: j. m. romero
Los futbolistas del Mérida celebran un gol al Lorca. :: j. m. romero
  • El Mérida, desde la llegada de Eloy Jiménez a su banquillo, se erige, junto al líder Cartagena, en el mejor equipo de todo el grupo

mérida. Cuando el colegiado del Mérida-Jaén expulsó a Yacine por simular un penalti, el Mérida era el colista del grupo IV. Ocho jornadas después, en cambio, mira el playoff de ascenso a cinco puntos. El estirón se explica porque el equipo se ha proclamado, junto al líder Cartagena, como el mejor de la categoría desde la llegada de Eloy Jiménez (el mejor en solitario si contamos desde el partido ante el Jaén). Hablamos de cinco victorias (cuatro de ellas de forma consecutiva), un empate y una sola derrota. Pero. «yo la clasificación la dejo para la gente», vuelve a recalcar un día más el técnico manchego. «Yo lo tengo muy claro: no podemos pensar más allá de la siguiente jornada. No quiero pensar ni ver objetivos a largo plazo. Porque es cierto que estamos en dinámica positiva y con confianza, pero pierdes dos partidos, por las circunstancias que sean, y vuelves a lo mismo de antes. Está bien que la gente y el entorno se ilusione, pero si no trabajas cada semana y cada partido.».

Los motivos del cambio los ha venido soltando Eloy Jiménez a lo largo de sus comparecencias de prensa en el último mes: el grupo ha crecido en conceptos defensivos que antes no tenía, es mucho más vertical en su juego ofensivo, ha aumentado la intensidad de trabajo durante los partidos y mentalmente es mucho más fuerte. «La clave del ser humano está en la cabeza», opina el técnico emeritense. «Les hemos hecho ver que son muy buenos jugadores. El estado mental es muy importante en esta dinámica que estamos atravesando, porque ahora la gente confía en sus posibilidades. Y luego que el vestuario es muy inteligente: han cogido muy rápido lo que queríamos. Esto es Segunda B, aquí no hay ni Messis ni Cristianos, todo el mundo tiene que trabajar».

Por primera vez esta temporada, el equipo no encajó gol fuera de casa. Y lo consiguió tras cambiar los nombres de los últimos partidos. Rafa Navarro le ganó la partida a Dani Fernández en el lateral derecho, Antonio Romero dejó su puesto en la medular a Javi Chino y Pardo, Carlos Rodríguez y Hugo Díaz se apostaron en bandas, Borja de enganche y Hugo Díaz arriba: «Teníamos enfrente a un rival que les costaba mucho las transiciones», comienza a explicarse Eloy Jiménez. «Cuando están en fase ofensiva, sus laterales actúan de extremo y acumulan mucha gente por dentro. Y quería gente ahí, en esa zona, para cortar líneas de pase. Aunque Pardo no es un mediocentro defensivo, porque a la vez que defiende tiene capacidad para llegar al área. Y luego quería dos jugadores verticales y con velocidad por fuera, a Borja para darle continuidad a la salida de pelota y un finalizar como Hugo Díaz. Es verdad que el partido era eso en muchos momentos, pero no estuvimos finos en los controles de balón y ese es el único pero que le pongo al choque. Si hubiéramos tenido una salida más limpia de balón, hubiéramos ganado más holgado. Porque atrás no sufrimos nada, estuvimos muy bien».