Hoy

El Villanovense sabe sufrir y ganar

Valverde conduce el balón ante un jugador isleño. :: e. domeque
Valverde conduce el balón ante un jugador isleño. :: e. domeque
  • Los serones se pusieron por delante con gol de Carlos Fernández, pero en la segunda tuvieron que padecer para frenar al San Fernando

La Hoya, Murcia o Marbella sucumbieron ante el 'mata-locales' San Fernando. Pero el feudo del Villanovense resistió, no sin sufrimiento, para dejar los tres puntos en casa (1-0). La victoria mantiene a los serones en la estela de los de arriba y da oxígeno antes de afrontar los partidos ante Cartagena y Marbella.

En ese muro construido por el Villanovense en su estadio, los cimientos son fuertes, pero permiten retoques. De ahí que Manolo Sanlúcar sorprendiera con Pajuelo y Candelas en el once, en lugar de Curro y Tapia. En la zaga, para acompañar a Owona estaba Javi Sánchez, como se esperaba. Ambos supieron secar a Espinar, al que conocen bien de su etapa en el Villanovense.

De nuevo, fue un partido con dos partes bien diferenciadas. La primera, con control del balón para los de Sanlúcar que contaron con un par de ocasiones ya en los primeros minutos. La segunda, dominio del San Fernando, pero control de la situación por parte de los serones.

Aunque el susto más claro fue en el 20 para Wilfred, que tuvo que sacar la manopla, a mano cambiada, para desviar un disparo magistral de Francis a unos metros de la frontal.

No fue un encuentro de numerosas ocasiones, pero esta vez el Villanovense supo aprovechar una de ellas. Jesús Rubio pilló descolocado al San Fernando y midió el pase para que Álvaro González se plantara como una flecha frente a Salva, que salvó en primera instancia, pero nada pudo hacer ante el disparo de Carlos Fernández, que había acompañado la jugada para finiquitarla con el gol (1-0).

Los quince minutos restantes, fueron de transición a la segunda parte. La nota negativa la puso la lesión de Lolo, que tuvo que ser trasladado al hospital, con fuertes molestias en el hombro tras una caída.

En la segunda, el Villanovense se puso el mono de trabajo para mantener la ventaja y jugar sin balón, controlado por el San Fernando. El juego fue menos vistoso, con los serones volcados en la presión para evitar la salida de balón del rival. Y funcionó. Sólo Mario perforó la línea defensiva, obligando a la salida de Wilfred para evitar el disparo. Además, el colegiado anuló un gol a los isleños, en el 76, por fuera de juego de Regino.

Se llegó al 94, pero el San Fernando no aprovechó el dominio del balón para generar peligro y el Villanovense supo adaptarse a la situación para sumar los tres puntos.